miércoles, 5 de mayo de 2010



El sabio y el viajero (El Tao del viajero)…

Antes de partir, el sabio le dijo al viajero:
– No te olvides que el viajero se vuelve sabio cuando mantiene en su conciencia constantemente que es un viajero, que está de paso en este mundo, que lo permanente está dentro de él, sus valores, sus cualidades su propia eternidad.

– Toma tus precauciones, a veces se presentan obstáculos. Hay que tomar en cuenta que hoy en día, muchos se cansaron de ser niños y quisieron crecer abruptamente y ahora quisieran ser niños otra vez; que otros perdieron su salud por buscar riqueza y ahora pierden su riqueza para restaurar su salud, que muchos por pensar ansiosamente sobre el futuro, se olvidan del presente y acaban no viviendo ni en el futuro, ni en el presente, otros viven como si nunca se fueran a morir y luego mueren como si nunca hubieran vivido.

El viajero le dice al sabio: Los seres humanos tenemos mucho que aprender en el camino de la vida, dime ¿qué necesito saber, antes de continuar mi viaje?

- Los seres humanos tenemos que aprender mucho a cada paso que damos, aprender que:

1. No podemos hacer que alguien nos ame, sino dejarnos amar.
2. Que toma años construir la confianza y solo pocos segundos destruirla.
3. Que lo más valioso no es lo que tenemos en la vida, sino a quién tenemos en la vida.
4. Que no es bueno compararnos con los demás, habrá siempre quién es mejor o peor.
5. Que la persona rica no es la que más posee, sino la que necesita menos.
6. Que no tenemos control sobre las actitudes, sino que son las actitudes las que nos controlan a nosotros.
7. Que nos toma solos segundos abrir heridas muy profundas a las personas que amamos, y nos toma muchos años poder curarlas.
8. Que hay que entender que puede que haya alguien que nos ame y sinembargo no siempre sucede que sepa expresar sus sentimientos.
9. Que el dinero puede comprar todo, menos la felicidad.
10. Que a veces podemos molestarnos por algo, pero eso no nos da el derecho de molestar a otros.
11. Que a veces, no es suficiente ser perdonados, sino nos sabemos perdonar a nosotros mismos.
12. Que los seres humanos son amos y dueños de lo que poseen pero esclavos de lo que dicen.
13. Que siempre cosecharemos lo que plantamos, si plantamos habladurías, vamos a cosechar intrigas, si plantamos amor vamos a cosechar felicidad.
14. Que la verdadera felicidad no es lograr metas, sino sentirnos satisfechos con lo que logramos, sin que la envidia o los celos se apoderen de nosotros por lo que nos falta.
15. Aprender que dos personas pueden estar viendo la misma cosa y sin embargo, están viendo algo totalmente diferente.
16. Que aquel que es honesto consigo mismo, a pesar de los obstáculos llegará lejos en su camino.