jueves, 27 de febrero de 2014

 
 
 
La Amistad entre un perro y un caballo...
 
 

 
 
 
 
 
Mensaje desde el Futuro...
(Recuerda Perú)
 
 

 
 
 

jueves, 13 de febrero de 2014

 
 
Hechizo de Luna
 
Anoche, regresando de asistir a clase en la Universidad, mientras conducía hacia casa, a mi derecha estaba el mar. Era Luna llena en su plenitud y la Luna proyectaba su estela plateada y serena sobre las aguas. De pronto recordé otras noches, otras lunas llenas en Ibiza, Menorca y Mallorca donde residí hace unos años. Y la estela blanca y plateada me trasladó en el tiempo y en el espacio haciéndome sonreír.
 
Mis pies y mis manos no pudieron evitarlo e hicieron girar y aparcar el coche en un recodo del camino junto a la playa. Cerré las puertas, y me adentré caminando en la arena lo más cerca posible del agua.
La brisa era cálida, el mar estaba en calma y susurraba en su lenguaje cómplice.
 
Las estrellas brillaban nítidas sin obstáculos, el cielo era todo  en si mismo un espectáculo y, en ese escenario, inevitablemente hice mi petición secreta.
 
Sucedió como en aquella noche... Uno nunca está solo en Luna llena. La Luna hechiza y atrae a sus hijos.
 
Aquella noche en Ibiza, yo estaba sentada en una roca contemplando el mar y otra Luna llena... El mar acariciaba mis pensamientos cuando de pronto: vi acercarse un chico de mi edad en un Vespino, aparcó la moto a 20 metros de mi, y sin haberme visto, paró el motor y se quedó en silencio contemplando la Luna llena como yo.
 
No había nada que decir, las palabras sobran en los instantes mágicos y sagrados. Dos extraños sin hablar pero compartiendo el mismo cielo, el mismo mar y el mismo sentimiento hacia la inmensidad.
 
Anoche sucedió lo mismo: Nunca estamos solos, siempre hay alguien más que siente y piensa como nosotros y lo manifiesta. Cada Plenilunio la Luna hechiza y atrae a sus hijos.
 
Una amiga irlandesa me dijo al re-encontrarnos de nuevo después de muchos años: "No has cambiado nada. Sigues siendo la mujer Mística y Mágica que conocí en Londres".
 
(Maiga)
 
 

sábado, 8 de febrero de 2014

viernes, 7 de febrero de 2014

jueves, 6 de febrero de 2014

 
 
 
Por qué los bebés de Finlandia duermen en una caja de cartón
¿Pondrías a dormir a tu bebé recién nacido en una caja de cartón? Seguramente no, básicamente porque teniendo cunas, minicunas, moisés, camas y cosas así, no tendría demasiado sentido utilizar una caja para meter a los bebés. De hecho, si lo explicáramos (“sí, mi bebé, mi precioso bebé, duerme en una caja de cartón”), nos mirarían raro o tratarían de darnos una ayudita económica para poder comprar una cuna o nos ofrecerían alguna solución.
En Finlandia eso no sucede, porque allí es normal que un bebé duerma en una caja de cartón. Lo curioso es que allí problemas económicos tienen pocos, si los comparamos con nosotros, los padres, de hecho, reciben muchas más ayudas por hijo (no es difícil, porque aquí no recibimos ya casi ninguna) y el nivel cultural es, de media, superior al nuestro. ¿Por qué entonces duermen los bebés en cajas de cartón?
Por tradición y por filosofía
La razón es más emocional que otra cosa, porque ciertamente podrían poner a dormir a sus hijos en cualquier sitio antes que en una caja, sin embargo es una tradición que tiene ya 75 años y que proviene de la caja de cartón con cosas para el bebé que el Estado regala a los padres recientes (bueno, la regalan antes de que el bebé nazca, de hecho).
El objetivo de dicha caja es que todos los niños finlandeses, sea cual sea su condición social, tengan un inicio de vida equitativo, que todos lleguen con lo mismo. Por eso la caja se le da a cualquier pareja que tenga un bebé.
Si os estáis preguntando qué contiene la caja, deciros que muchas cosas. Basta con mirar la foto para ver que es raro que unos padres vayan a comprar ropa para su bebé recién nacido, pues vienen pijamas, sacos de dormir, ropa de calle, pañales de tela, botas aislantes para el frío, toalla de baño, termómetro de baño, tijeras para las uñas, etc. y un colchón pequeño. El colchón se adapta al fondo de la caja y de ese modo la caja se convierte en la primera cama del bebé.
Las madres pueden pedir la caja o bien recibir dinero en efectivo (214 dólares), pero la mayoría pide la caja, pues el contenido es más valioso que el dinero.
Todo empezó en 1938
La primera vez que el Estado entregó cajas para los bebés fue en 1938, cuando se decidió ayudar a las familias con bajos recursos. En la caja había lo necesario para que las madres cuidaran de sus hijos y además información para guiar a las madres hacia los profesionales de la salud, con el fin de prevenir posibles problemas. La razón era que por aquellos momentos el país era muy pobre y la mortalidad infantil afectaba a 65 de cada 1.000 nacimientos.
En el año 49 se decidió dar la caja de manera universal, a todos los padres, para que todos los bebés fueran iguales y tuvieran el mismo inicio de vida. Entre esta medida y la llegada de la seguridad social en los años 60 la mortalidad bajó considerablemente. No olvidemos que el colecho puede ser muy peligroso si no se hace de manera segura, y que a los grupos de personas en situación socioeconómica precaria se les recomienda de manera general poner a dormir al bebé en un sitio apartado de la cama de los padres, como bien expresó Unicef hace unos días. La caja, con su pequeño colchón, tenía como función hacer del lugar donde el bebé debía dormir un sitio más seguro.
La caja como tradición
La caja existe desde hace 75 años, así que ya es una tradición conocida por generaciones, con diseños que han ido cambiando en el tiempo y con contenidos que se han ido renovando. Esto ha hecho que las nuevas parejas reciban con ilusión la caja al tener un bebé, y que las madres que ya las recibieron hace años, la esperen también con melancolía y con ganas de ver cómo ha cambiado en el tiempo.
Según Save the Children, Finlandia es el mejor país para ser madre. Es cierto que pagan muchos impuestos, pero también es cierto que los padres ven muy claro dónde se invierten y ven que mucho de lo pagan vuelve en forma de servicios. Por eso se sienten tan bien tratados, con unas bajas maternales y paternales muy largas y unas comodidades tales, que no tienen queja. La caja, gratuita, con todo lo que contiene, es una muestra de ello.
Como curiosidad, para que veáis cómo ha ido cambiando el contenido de la caja con los años, en los 30 y 40 la caja contenía telas, pues eran las madres las que confeccionaban ropa para sus bebés. Durante la Segunda Guerra Mundial, dado que el algodón y los tejidos iban para el Ministerio de Defensa, las madres recibían sábanas de papel y un cobertor de tela.
Ya en el 57 se añadieron las primeras prendas ya confeccionadas y en el 69 se introdujeron pañales desechables. En el 2006 se cambian los desechables por pañales de tela y se retira el biberón que se entregaba hasta entonces, para fomentar la lactancia materna.
 * * *
Fuente:
http://www.bebesymas.com/recien-nacido/por-que-los-bebes-de-finlandia-duermen-en-una-caja-de-carton

 

Esto si que es pensar en verde!!!
Presentan un lavarropas que lava sin agua fabricado en Cordoba Argentina.
Nimbus es un lavarropas que en lugar de agua utiliza dióxido de carbono como solvente. Se ideó para uso preindustrial, como el que existe en hoteles y lavanderías, y ahorra hasta 300 litros de agua por lavado. Es un proyecto que crearon dos egresados de la UNC y que participa del Concurso Nacional de Innovaciones Innovar 2012.


Mientras cursaban Teoría y Método, una de las materias más importantes para quienes estudian Diseño Industrial en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Córdoba, Nicolás Araya y Nicolás Vuksanovic, hoy jóvenes diseñadores industriales, pensaron en elaborar un proyecto que pudiera ser útil a uno de los principales problemas ecológicos del mundo: la escasez de agua potable.


“Queríamos crear un producto que generara un ahorro importante y cuando empezamos a investigar vimos que en los hogares un lavarropas puede gastar hasta 100 litros de agua por ciclo de lavado”, cuenta Araya a EcoNegocios.
Los jóvenes se pusieron manos a la obra y husmearon hasta dar con que el dióxido de carbono (CO2) -que es utilizado comúnmente en procesos químicos para separar el aceite de las semillas- también servía para lavar en seco.


“Vimos que había algunas experiencias en Europa y decidimos crear un lavarropas hogareño con este sistema de lavado”, agrega.
Pero pronto se dieron con que los costos no cerraban para que el proyecto prosperara a escala doméstica y que el CO2 sólo no eliminaba toda la suciedad. Por eso desarrollaron junto a un ingeniero químico un co-solvente (detergente biodegradable) y enfocaron el desarrollo a un lavarropas de escala pre-industrial, con un tambor con capacidad de 20 kilos- como los que utilizan los hoteles o las lavanderías- y que gasta unos 300 litros de agua por ciclo.
Así nació Nimbus, un lavarropas que lava sin agua.


“El CO2 no es un solvente derivado del petróleo, por lo que no contamina y es renovable. Además, el CO2 se va recuperando después de cada ciclo de lavado por medio de un sistema de filtros que lo purifica”, acota Araya.
Según las investigaciones, una carga de CO2 –NdR: en Córdoba hay empresas que lo comercializan- podría durar al menos tres meses y es más económica que usar solventes habituales.


El diseño de los estudiantes de la UNC fue seleccionado para participar en el Concurso Nacional de Innovaciones Innovar 2012 que se expone en Tecnópolis por el Ministerio de Ciencia y Tecnología

 * * *
Fuente:

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10151058339051184&set=a.100640181183.99669.67423591183&type=1&theater


 

COMIDA SALUDABLE EN EL COLEGIO...

Adiós a los alfajores y gaseosas en las escuelas uruguayas, a partir de marzo regirá la ley N° 19.140, que establece la protección "de la población infantil y adolescente que asiste a establecimientos escolares y liceales, públicos y privados, a través de la promoción de hábitos alimenticios saludables". Compartimos la nota completa....

MSP insta a las cantinas a vender solo comida saludable a partir de marzo.
Adiós a los alfajores y gaseosas en las escuelas.

A partir de marzo, las cantinas de las escuelas y liceos no tendrán más bebidas cola, snacks, alfajores, ni otros alimentos considerados dañinos para la salud. En el marco de la ley N° 19.140, el MSP instará a vender solo comida y bebida saludable.

Jugos con un 100% de fruta, bizcochuelos hechos con aceite (sin manteca ni margarina), postres elaborados con leche (pero con un máximo de 12,2 gramos de azúcar cada 100 mililitros), frutas y cereales. Estos son algunos de los alimentos autorizados para vender en las instituciones educativas. Y, visto esto, es un hecho que la apariencia de las cantinas cambiará radicalmente a partir de este año.

La ley N° 19.140, que establece la protección "de la población infantil y adolescente que asiste a establecimientos escolares y liceales, públicos y privados, a través de la promoción de hábitos alimenticios saludables", fue propuesta por el diputado nacionalista Javier García, votada el año pasado y aún no reglamentada. Sin embargo, ya se pondrá en práctica a partir de marzo, cuando empiece el año lectivo.

El Ministerio de Salud Pública (MSP), en conjunto con el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) desarrollaron la lista de alimentos convenientes para vender en las instituciones educativas.

La directora general de Salud del MSP, Marlene Sica, dijo a El País que también se mantuvieron reuniones con la Cámara de Industria, y que "todas las partes" apoyan la implementación de la nueva ley.

La lista, a la que accedido a El País, que si bien no es definitiva tiene los lineamientos generales de la versión final, se separa en tres grupos: uno de "alimentos y bebidas naturales o mínimamente procesados", otro de "alimentos procesados envasados que cumplan con los límites establecidos en cuanto al contenido calórico y de nutrientes" y otro de "preparaciones envasadas en el punto de venta" (ver esquema aparte).

"Aquí no se busca limitar las cosas que se venden, sino establecer cómo y en qué cantidades. Las cantinas no van a poder vender más determinados productos, como refrescos y snacks, pero obviamente va a haber una transitoriedad para que no se genere un perjuicio económico", precisó Sica.

El directora de Salud también señaló que se hará una evaluación en los centros educativos, comúnmente de doble turno, donde se entregan bandejas alimenticias a los alumnos, para que los menús que se brinden cumplan con los lineamientos que marca la ley.

Por otra parte, también desaparecerán los saleros de los comedores de los centros educativos y tampoco se les permitirá a los alumnos agregar condimentos a platos que ya estén elaborados.

En cuanto a los niños y adolescentes que vayan con la merienda o el almuerzo desde su casa, se invitará a los padres -aunque sin obligación- a que no lleven a los centros aquellos alimentos que están prohibidos. "También se van a fomentar días de frutas, o de otros alimentos sanos", precisó Sica.

Promoción.

El proyecto del MSP, acorde con la ley 19.140, no solo incluye la prohibición de vender ciertos alimentos en las cantinas de escuelas y liceos, sino que también establece un plan de promoción de buenas prácticas alimenticias. Este consistirá en publicidad en varios medios de comunicación y en la entrega de un librillo a todos los alumnos.

Sica también señaló que se implementarán medidas de contralor para que las cantinas cumplan con lo dispuesto por el Ministerio. Por un lado, se establecerá que los directores de los centros hagan un relevamiento de lo que se vende. También se realizarán inspecciones desde el MSP, y se espera que las empresas que venden los productos prohibidos no se los vendan a las cantinas.

"De todos modos, nosotros no queremos sancionar, sino concientizar", remarcó la directora de Salud.

Las cifras.

26,6% Son los jóvenes uruguayos en edad liceal que sufren sobrepeso, según la II Encuesta Mundial de Salud Adolescente de 2012.

28,6% Son los varones en edad liceal que tienen sobrepeso, según la misma encuesta; en las chicas, en tanto, esta cifra cae a 24,9%.

Se controlarían los comercios cercanos.

"Hay una gran preocupación que nosotros tenemos y es qué es lo que va a pasar con quienes tienen locales enfrente a los centros educativos. Fuera del marco normativo (de la aún no reglamentada ley N° 19.140), estamos trabajando en esto para buscar una solución", precisó a El País la directora general de salud del Ministerio de Salud Pública (MSP), Marlene Sica.

La jerarca expresó así su preocupación por todos aquellos locales que se encuentran en las inmediaciones de las escuelas y los liceos y que, evidentemente, seguirán vendiendo productos como refrescos, alfajores y snacks, que se prohibirán en las cantinas de los centros.

"Una de las formas es delimitar una distancia", aventuró Sica. Pero, consultada por El País, dijo no saber aún cómo llevar a cabo esto teniendo en cuenta, por ejemplo, la existencia de supermercados cerca de las escuelas y liceos.


 * * *

Fuente:



https://www.facebook.com/photo.php?fbid=746547965364207&set=a.338667679485573.88906.325848644100810&type=1&theater