miércoles, 17 de marzo de 2010


QUITARSE VELOS.-

Cuando caen nuestros velos, se ve el camino personal mucho más claro.

El egoísmo: Piensa sólo para sí; lucha sólo por los propios intereses en detrimento o perjuicio de otros sin importarle los posibles daños colaterales.

El orgullo: Ciega e incapacita al que lo padece para ver la realidad de forma nítida y clara, y también lo incapacita para amar.

Tanto en el estado "egoísta" como en el "orgulloso": Ni podemos ser felices nosotros...Ni podemos hacer felices a otros. Pues estas actitudes a corto y largo plazo traen bastante sufrimiento.

Decía Buda, "la causa del sufrimiento es aferrarse a aquello que debe ser transformado..." Sufrimos porque aún pretendemos (intereses personales) y queremos cosas tanto acerca de las personas (Ej. Esperamos que se comporten de un determinado modo hacia nosotros, o tenemos expectativas sobre las personas que amamos deseando que realicen determinadas acciones, etc) . Sino tuviéramos deseos acerca de las personas o las cosas, nada ni nadie podría fustrarnos.

Si aún nos molestamos o enfadamos es porque como dice el refrán: "Quien se pica ajos come". Es decir el problema es sólo nuestro no del otro. El problema está en la perpectiva o visión que tenemos acerca de las cosas y de las personas; pues quien comprende y sabe ponerse en el lugar del otro no se molesta. En cambio quien tiene unas gafas manchadas, de cierto que verá imágenes distorsionadas...

Si en nuestro corazón, el metal todavía no es puro, si tiene aleaciones o mezclas extrañas (impurezas, contradicciones, incoherencias)...Tenemos que seguir los pasos siguientes:


  1. Habremos de examinarnos bien a nosotros mismos al microscopio (auto observarnos con sinceridad).

  2. Identificar que es lo que está erróneo dentro de nosotros. (Actitudes, pensamientos o emociones). Pues todo eso nos limita y hace infelices.

  3. Rectificar o limar esas incoherencias, contradicciones, actitudes, "pensares" y "sentires" que nos causan conflictos tanto internos como externos.

Sólo así podremos quitar los velos que nos impiden ver con claridad y objetividad la realidad. Dicha visión nítida de las cosas, nos ayudará a no hacer interpretaciones subjetivas de los hechos que suceden en nuestra vida, y estaremos entónces disponibles para ser eficaces y de gran ayuda tanto en nuestra vida como en el plan global.

Siguiendo este método, seremos capaces de:

  1. Ver a los demás profundamente sin engañarnos.

  2. Conocernos a nosotros mismos de verdad.

  3. Orientar nuestra vida hacia la felicidad más elevada.

La auto observación, la humildad y sinceridad para reconocer dónde fallamos...Serán herramientas de gran utilidad en este trabajo interno.

"Señor dame sabiduría para descubrir las cosas que puedo cambiar.

Voluntad para cambiarlas, y

discernimiento paraver la diferencia".

(Maiga)

(Imagen tomada de un cuadro del pintor Alex Alemany: www.jdiezarnal.com/pintura/alexalemany.html)

martes, 16 de marzo de 2010



LA ENERGÍA DE LA CELEBRACIÓN.-

Durante siglos el hombre ha celebrado en compañía de su pueblo diversas fechas y acontecimientos, los cuales han ido impregnando el folklore y la cultura popular.

Nuestros antepasados agradecían por las cosechas y realizaban cabalgatas para pedir la lluvia.

En el pueblo Celta, en Egipto o en la India, etc., tenían sus propios rituales y celebraciones anuales, muchos de ellos coincidiendo con el inicio de las estaciones.

En la época moderna, le hemos dado otros nombres a las fiestas populares pero si investigan un poco en la Historia... Descubrirán las antiguas fiestas ancestrales "camufladas" en nuestro calendario festivo actual. O sino, ¿pregúntense porqué la Navidad coincide con el Solsticio de Invierno?...¿Y las Fallas con el Equinocio de Primavera?...

Carnaval, Fallas, Semana Santa y Feria. Es tiempo de celebración, alegría y risas. Siente como se expande tu alma y tu corazón, distendiéndose un poco de las ataduras y obligaciones de la vida.

Respira hondo y disfruta, te lo mereces. Dedíca un tiempo a la celabración. Reúnete con tus seres queridos y vive momentos únicos.

Agradece por todo lo bueno que tienes en la vida y por estar sano y vivo. La energía de la celebración es importante. Pues en esta vida hay un tiempo para cada cosa bajo el sol... Cada cosa requiere su tiempo y cada aspecto es necesario para una vida en armonía.

Aprendo que...La vida es un juego, y si te equivocas, levántate y empieza de nuevo con la ilusión y la alegría de un niño.

¡ Felices Fiestas de Primavera 2010 a todos !

(Maiga).

Imágenes tomadas de: "El juego trascendental del Zen" (T. Osho Zen) de Gaia Ediciones.

viernes, 12 de marzo de 2010




LA BRISA DE LOS ARBOLES...


Hola Peregrino, bajo este título voy a ir compartiendo con Vds. unas canalizaciones hermosas que los Devas (Ángeles) de los árboles propiciaron a los componentes de la Comunidad de Findhorn en Escocia.

Esta comunidad fue pionera de lo que más tarde fueron llamadas "ecoaldeas". Pionera de lo que luego serán los grupos del Futuro...Cuando la nueva convivencia armónica esté ya asentada.

El libro del que he tomado estos bellos textos (que semana a semana les iré proporcionando...) se llama: "Comunicación con los Ángeles y los Devas" de Dorthy Maclean.
Les dejo ya con el primer texto, que lo disfruten y les ilumine:



Mensaje nº 1.-


"Los grandes bosques deben florecer de nuevo...Y el hombre debe cuidar de ellos,
si desea continuar viviendo en este planeta.

Somos en verdad la piel de la Tierra y una piel no sólo cubre y proteje,
también deja pasar las fuerzas de la vida.

Somos como antenas que recogemos tanto las energías del cosmos... Como las de la Tierra. Estas fuerzas son necesarias y esenciales para la vida.

Otras veces hacemos de "pararayos" frente a energías nocivas para Vds., paralizándolas."

miércoles, 10 de marzo de 2010



LA MENTE OCCIDENTAL.-

Me aflije sinceramente el hecho cotidiano de que las personas se enfaden o molesten, simplemente por tener una visión distinta acerca de las cosas.

Si supieran que hay muchas más cosas que nos unen, de las que nos separan... Su actitud sería otra muy distinta.
Si entendieran que la propia visión de las cosas es totalmente subjetiva y particular, y que no siempre coincide con la realidad... A lo mejor cederían en su empecinamiento y harían lo posible por conciliar su pensar y sentir con el de sus hermanos.

El ser humano tiene que aprender a auto-observarse e identificar cuándo la visión que tiene es errónea, y cuándo la misma le está separando de su hermano.

En el libro: "Conversaciones con Dios" de Neale Donald Walsh, volúmen III, se comenta que en el Universo existen otras civilizaciones más avanzadas que la nuestra llamadas S.M.E, que significa: Sociedades Muy Evolucionadas. También se dice en este libro que en dichas sociedades evolucionadas, sólo tienen dos leyes o principios básicos que rigen su sociedad, los cuales son:
  1. Todos somos UNO.
  2. Hay Suficiente...
Observando estos dos únicos mandatos o principios, uno se da cuenta de que en ellos están contenidos el mandamiento principal que JesuCristo nos enseño:
"Amaos los unos a los otros como yo os he amado".
---------------------------------------------------------------------------

Estos mandamientos básicos, revelan un alto grado de sabiduría práctica porque la sabiduría al fin y al cabo nunca es complicada sino sencilla, si uno quiere realmente aplicarla...

Así que, amigos; creo que ha llegado el momento de imitar a estas S.M.E y demostrar en nuestros hechos que nosotros también tenemos esa capacidad de mejorar y avanzar.

La pregunta es: ¿Quién escucha? ... ¿Quién está dispuesto a dar ese salto cualitativo?
La respuesta es: Muchas más personas de las que se imaginan...Pues se percibe que la conciencia humana ha llegado a un punto de madurez suficiente, donde es posible lograrlo. La UNIDAD es la clave. (La Unidad en el pensar, sentir y actuar). Construyamos el Futuro ahora mismo, codo con codo, corazón con corazón, sonrisa a sonrisa.

El corazón humano es en Esencia: Generoso, solidario y bueno. Entónces...¿Porqué surgen las diferencias y los separatismos? La respuesta está en la mente humana, el tipo de mente occidental que hemos desarrollado. Con el tiempo, hemos ido desarrollando un tipo de mente individualista, demasiado sofisticada y particular. Eso en principio no es malo pues la variedad de pensamiento enriquece a todo el conjunto...

El problema está en que hemos llevado esa sofisticación del ego hasta el extremo (las mentes se han vuelto "demasiado pijas"), y ahora resulta muy difícil conciliar y unificar toda esa diversidad en una Unidad Constructiva y Consensuada.
Debido a esa dificultad para conciliar diferencias, han surgido los nacionalismos y bipartidismos donde los individuos se polarizan en un extremo de la cuerda (llegando a romperla finalmente), pero no unen sus fuerzas en base a un proyecto común que resuelva sus problemas reales.

Se enfrascan en luchas dialécticas y dudas, afianzando sus posiciones pero no son eficaces en términos prácticos.
Esto nos demuestra que tanto el idealismo como el individualismo llevados al extremo...No son buenos consejeros ni ayudan a progresar a la raza humana.
Mientras cada persona piense sólo en resolver sus propios intereses en vez de los intereses generales del bien común... Estaremos dividiendo y separando en vez de sumar fuerzas y por lo tanto, "tirándonos piedras a nuestro propio tejado".
La solución está en:

1. El compartir: Recursos, derechos y obligaciones.
2. También en la eliminación de las palabras "tuyo" y "mío",
3. Y en la desaparición del dinero-deuda.

Pues yo soy Tú,
y Tú eres Yo.
Todos somos UNO.

(Maiga).




¿Que nos enseña la muerte física?

Transcribo aquí el contenido de un e-mail que envié hace poco, con motivo del fallecimiento de una persona, dándole el pésame a una amiga:

“…Pero piensa que lo importante no es el tiempo que uno haya vivido...
…Sino lo que haya significado en la vida de los demás...
Eso distinto, que aportó y enseñó a otros, que los motivó y estimuló a ser mejores personas.
La calidad con la que haya vivido, y no me refiero a lo material, sino a la intensidad y autenticidad, a aquello que haya merecido la pena.
A veces, por un simple instante, eterno e inmortal... Merece la pena haber vivido, pues la cronología del alma y del Universo no tiene porqué coincidir con la de la vida del hombre...
Lo importante es el impacto e influencia que esa persona haya supuesto en la vida de los otros…”

--------------------------------------------------------------------------------------
A raíz de este acontecimiento, hice algunas reflexiones que aquí desarrollo a continuación, para iluminar en otras situaciones similares, que sirvan de guía y fuente de consuelo para otros.

IMPLICACIONES DE LA MUERTE PARA LOS QUE SE VAN:

1 La muerte no es más que un cambio de estado en la materia, una transformación física.
2 Un paso de una dimensión a otra.
3 Un nacimiento a una nueva vida…
4 Una oportunidad para comprender el sentido profundo de la vida.

IMPLICACIONES DE LA MUERTE PARA LOS QUE SE QUEDAN:

a) Es una iniciación sagrada a un conocimiento nuevo.
b) Es una oportunidad para subir un escalón en la conciencia.
c) Es una fase para “darse cuenta” de muchas cosas. Supone una apertura a una nueva forma de sentir y percibir lo que verdaderamente importa en la vida. Ej.:

Somos efímeros y no podemos controlar todas las situaciones. (Humildad).-

La muerte nos demuestra con su “capote” lo frágiles que somos en realidad… Pues dependemos de la salud, del aliento vital, etc. No podemos controlar todos los acontecimientos que surgen en nuestra vida, sino afrontarlos de la mejor manera posible, para aprender una enseñanza duradera.

Ante un fallecimiento en nuestro entorno inmediato, una realidad se hace patente con gran crudeza: Muchas cosas no están en nuestra mano cambiarlas. No podemos devolverle la vida ni la salud a la persona querida que ha fallecido, por mucho que lo deseemos. Aquí topamos con nuestra impotencia y descubrimos que somos seres limitados, por mucho éxito, poder y riquezas que poseamos en la vida…No podemos evitar ese trágico final ni a los otros ni a nosotros mismos.

La muerte es la gran igualadora; ante ella todos somos idénticos, no hay ricos ni pobres, ni grandes ni pequeños…Y todos, absolutamente todos, más tarde o más temprano…Pasarán por la misma experiencia. La muerte ante todo nos invita a la humildad de reconocer que no podemos hacer ciertas cosas, nos ayuda a tomar conciencia de nuestros límites; y eso es bueno pues nos evita mucho sufrimiento innecesario, ya que a veces nos extra-limitamos en nuestras capacidades, viviendo fuera de la realidad; e incluso, perjudicando a otros con nuestras actitudes.

El tiempo es valioso. (Eficacia).-

El tiempo es efímero y por tanto valioso, hay que aprovechar el tiempo mientras vivimos de manera eficaz y trascendente.
La muerte nos hace tomar conciencia verdadera del tiempo, nos ayuda a apreciarlo y valorarlo más eficazmente. A tener en cuenta que todo es pasajero, nada es duradero o permanente…Y que debemos aprovechar el tiempo en cosas que de verdad cuenten, que dejen una huella en este mundo (por pequeña que sea es importante), y en los corazones de las demás personas, (obras personales, consejos, ejemplo, aportación personal, etc.; cosas por las que merezca la pena haber vivido, no cosas materiales), es por ello que seremos recordados con cariño...

La muerte, nos induce a hacer un uso más consciente e inteligente del tiempo, para tener una vida realmente eficaz, y no haber vivido en vano; dándole a los sentimientos y a las relaciones la importancia que requieren, no poniendo nuestro corazón excesivamente en lo económico, las posesiones, los lujos…Hay muchas personas que viven esclavos del dinero, y por querer poseer objetos demasiado caros, empeñan su vida en el trabajo, y descuidan a sus seres queridos.

POEMA DE JORGE LUIS BORGES

Si pudiera vivir nuevamente mi vida;

en la próxima trataría de cometer menos errores.

No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.

Sería más tonto de lo que he sido, de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.

Sería menos higiénico.

Correría más riesgos, haría más viajes,

contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos.

Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más helado y menos habas,

tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personasque vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida,

claro que tuve momentos de alegría.

Pero si pudiera volver el tiempo atrástrataría de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin un termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas; si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo a principios de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño.

Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres y jugaría con más niños,

si tuviera otra vez la vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.

-------------------------------------------------------------------------------------

Nada perdura, todo en esta Tierra es perecedero, por lo tanto como decía el maestro Jesús: “Atesorad vuestras cosas en el cielo, donde la polilla no corroe ni los ladrones roban...”
(Evangelio, Mateo 6, 19).


Hay que vivir más conscientes, clarificar nuestros valores. (Honestidad).-

Vivir más Conscientes como si fuese el último día, para no dejar pendientes cosas importantes. Re-plantearnos nuestra escala de valores.
Cuando sobreviene la muerte de repente, y nos enfrentamos con ella cara a cara…Automáticamente, empezamos a cuestionarnos muchas cosas, y empiezan los comentarios tipo:

“… ¿De que le sirvió tanto trabajar…Si no ha podido disfrutarlo?…”
“… ¿Para que tanto luchar…Si luego nos vamos a morir igual?…”
“…Toda la vida trabajando…Y ahora que se jubila y podía disfrutar…”
“…Tenía la ilusión de hacer ese viaje…Y conocer a su nieto…Pero no pudo cumplir su sueño…”

Etc., etc., etc.
Esas preguntas y opiniones siempre giran en torno a un mismo asunto: Aquello que no pudo completarse. Pues bueno, para que no nos suceda eso, tenemos que revisar cuales son nuestras prioridades, replantearnos nuestra escala de valores personal. A que cosas le damos más importancia (y a lo mejor no la tiene), y cuales en cambio son importantes…Pero las estamos descuidando.

Debemos analizar ese esquema de valores y volverlo a elaborar y re-ordenar de un modo más humano, consciente y eficaz.
Así el día que faltemos…Podrán decir de nosotros: “…Hizo todo aquello que se propuso, terminó lo que empezó, cumplió con su misión, fue feliz e hizo feliz a los demás…”
Así, en vez de sentirse compungidos se sentirán admirados e inspirados por nuestra estela…Y podrán despedirnos con una sonrisa.

Podemos conectar con la trascendencia. (Inmortalidad).-

Es una oportunidad para pensar en la trascendencia, en la inmortalidad, en el más allá, y para otros en Dios. Intentar conocer las realidades "detrás del velo de la materia" que desconocemos. Una oportunidad de hacernos preguntas trascendentes y reflexionar para hallar las respuestas, avanzando en el conocimiento que hasta ahora teníamos de la vida.

Hay que expresar amor. (Amar).-

Puesto que todo es pasajero… Hay que cuidarnos mejor a nosotros mismos y saber cuidar de las personas que queremos y apreciamos. Expresemos el amor, el apoyo y el cuidado de los seres que amamos, mientras caminamos a su lado. Es mientras estamos vivos cuando tenemos que demostrarles lo que sentimos a las personas que nos acompañan, (detalles, muestras físicas de cariño, decir “te quiero”, etc.)
Así, nada pendiente podrá atormentarnos luego, no deberemos nada a nadie, ni habremos dejado nada sin hacer…Como dice Pablo Coelho en "Cerrando Círculos…:” "Habremos completado el círculo
”. NOTA: (Ese texto de Pablo Coelho también puedes leerlo en este Blog, está en el apartado textos...)


También es una oportunidad para ser amorosos y expresar apoyo y comprensión a los que sufren la pérdida...y que cuanto antes se recuperen de este trance. Debemos ser solidarios con el alma que “se va” (que está haciendo la transición a otro plano), deseándole lo mejor, enviándole nuestros sentimientos de luz paz y amor mentalmente, para su camino espiritual en el más allá, para que esté bien y escuche las voces de sus guías y lo comprenda todo; rezar por su alma, enviarle bendiciones, etc..

Podemos ser y crear. (Irradiar).-

Ante la muerte, nos damos cuenta de esta verdad innegable:
“Lo que soy, es más importante que lo que tengo.”
Debido a eso, merece la pena llegar a ser uno mismo de verdad, realizar el propósito para el que hemos venido a este mundo, vivir nuestra esencia plenamente; ser el ser que somos y manifestarlo fuera por el bien de toda la humanidad; si no…El Universo estaría incompleto. Hay que dejar aflorar y expresar nuestra creatividad interna, nuestras cualidades, capacidades, dones, posibilidades, etc.


(Del libro: Señales de tráfico para el alma.
M. Isabel Garrido).


Aceptación Divina
--------------------------------------

Acurrucada bajo las aguas
del murmullo interior,
contemplando el amanecer
de una nueva comprensión.

Susurran las ondas del agua
al pasar entre las piedras.
Su eco cantarín,
se adentra hacia el bosque
de mis pensamientos.

Y va calando, va calando,
la fresca humedad del otoño
haciéndome entornar los ojos
para escuchar mejor,
los diferentes murmullos y aromas;
contemplando así de cera…
Otra verdad.

Después, en silencio,
se desplazan las hojas muertas
por la superficie del agua.
Son arrastradas más allá de sí mismas
en íntima entrega.

Observando el ciclo completo…
Se comprende todo mucho mejor.

(Nota* : Poesía sobre el otoño Interior (trasformación-metamorfosis interna) y Exterior (estación preciosa y temporal).
(MAIGA)

jueves, 4 de marzo de 2010



SE EL MAR:


Conéctate con el MAR.


Permite que te abrace.


Siente su fuerza, su poder.


Siéntete uno con él.
Percibe la sabiduría que guardan sus aguas.


El conocimiento que atesora.Siente su paz y su entrega.


Cómo tú, evoluciona con Gaia. Su entrega al devenir es absoluta.


No se pregunta, no se cuestiona, “no intenta nada”. Sólo es. Es en conciencia.


Es una de las más exquisitas formas que toma la conciencia en el planeta. Siente su vibración.
Tú tienes un mar interno. Tu cuerpo es agua. Por tanto te es posible y simple acompasar al mar.


Se conciente de esta conexión. Conecta con la fuerza, el poder, la estabilidad espiritual del mar. Conecta con su certeza interior, con su sabiduría. Lo tienes dentro, sólo necesitas sintonizarlo.


Imagina vivir tu vida desplegando las cualidades que el mar te muestra.Eres uno con toda vida, con toda la vida en todas partes. Puedes tomar de cada forma de vida las cualidades que necesitas para afrontar tu vida con mayor plenitud y libertad. Para vivir tu vida en conexión permanente con lo divino, para ser un ser total.


Comienza con el mar. Te dará la fortaleza que necesitas para transitar esta etapa de la evolución en el planeta. Todo lo que necesitas está a tu alcance. No necesitas vivir con miedos ni con angustias. Comienza apoyándote en tu identidad profunda con el mar. Podrás expresar aspectos de ti que antes ignorabas. Todo está en ti.


Elige y manifiesta lo que necesites, para poder acceder a lo que tu alma te invita a explorar.Vive en armonía con la totalidad, como ya lo hace tu corazón.
Comienza con el mar.No necesitas estar en él. Basta con una imagen, con un sonido. Tu imaginación es una herramienta poderosísima. Utilízala.


Comienza a vivir en total comunión con la totalidad. Depende de tu decisión conciente.Abraza al mar, sé el mar. Ya lo eres, sólo concientízalo.


Te abraza en la unidad del Amor Uno
Gabriel

http://www.asriah.com.ar/canal210.html

martes, 2 de marzo de 2010




Si dispones de tiempo y el clima te lo permite,
regálate a ti mismo con un bello paseo por el campo...
Los Almendros en este tiempo están preciosos,
adornan el paisaje con su etérea y delicada flor.
Por eso nos parece más valiosa aún, porque dura poco tiempo
y habremos de esperar un año más para poder disfrutar de su elegancia.
Gracias Madre Naturaleza por estos regalos!!!


(Maiga, 2-3-10)

(Mirad que profundo y hermoso cuento...):


La recompensa del desierto.-

Hace mucho tiempo había un joven comerciante llamado Kirzai, cuyos negocios lo obligaron a viajar un día al pueblo de Tchigan, situado a doscientos kilómetros de distancia. Por lo común, el habría tomado la ruta que seguía el borde de las montañas, lo que le habría permitido hacer la mayor parte del viaje protegido del sol.
Pero en esta ocasión, Kirzai sufría la presión del tiempo. Era urgente que llegara a Tchigan lo mas pronto posible, de modo que decidió tomar el camino directo a través del desierto de Sry Darya. El desierto de Sry Darya es conocido por la intensidad de su sol y muy pocos se atreven a correr el riesgo de cruzarlo. No obstante, Kirzai dio de beber a su camello, lleno sus alforjas y emprendió el viaje.

Varias horas después de partir empezó a levantarse el viento del desierto. Kirzai refunfuño para sus adentros y apuro el paso del camello. De repente se detuvo, estupefacto. A unos cien metros delante de el se levanto un gigantesco remolino de viento. Kirzai nunca había visto nada semejante. El remolino arrojaba todo en derredor de una extraña luz purpúrea y hasta el color de la arena había cambiado. Kirzai titubeó. ¿Debía hacer un largo rodeo a fin de evitar esa extraña aparición o debía seguir siempre derecho? Kirzai tenia mucha prisa, sentía que no disponía de tiempo para tomar el camino más lento, de modo que agachó la cabeza, encorvó los hombros y avanzó.

Para su sorpresa, en el momento en que penetró en la tormenta todo se volvió mucho más calmo. El viento no azotaba ya con tanta fuerza contra su cara. Se sintió contento de haber tomado la decisión correcta. Pero de pronto se vio obligado a detenerse otra vez. Un poco más adelante, un hombre yacía estirado sobre el suelo junto a su camello acuclillado. Kirzai desmonto de inmediato para ver que pasaba. La cabeza del hombre estaba envuelta en una chalina, pero Kirzai vio que era viejo. El hombre abrió los ojos, miró con atención a Kirzai durante un instante y después habló con un susurro ronco.

-¿Eres .... tú? Kirzai rió y sacudió la cabeza. -¿Qué? ¡No me digas que sabes quien soy! ¿Mi fama se ha extendido hasta el desierto de Sry Darya? Pero tu anciano, ¿quién eres? El hombre no dijo nada. -De todos modos -continuó Kirzai- , Tú no estas bien. ¿Adonde vas? -A Givah -suspiró el viejo-, pero no tengo más agua.

Kirzai reflexionó. Sin duda podía compartir un poco de su agua con el anciano, pero si lo hacia se arriesgaba a quedarse sin agua él mismo. Sin embargo, no podía dejarlo así. No se puede dejar morir a un hombre sin echar una mirada atrás. "Al diablo con mis planes -pensó Kirzai- , sólo necesito encontrar mi camino hasta el sendero que corre a lo largo de las montañas, en caso de necesitar más agua. ¡Una vida humana vale mucho más que un compromiso de negocios!" Ayudó al viejo a tomar un poco de agua, llenó una de sus cantimploras y después lo ayudó a montar su camello.

-Sigue derecho por ese camino -le recomendó mientras apuntaba con el dedo- y en dos horas estarás en Givah. El anciano hizo una señal de agradecimiento con las manos y antes de irse miró un largo rato a Kirzai y pronunció estas extrañas palabras: -Algún día el desierto te recompensará. Entonces acicateo a su camello en la dirección que Kirzai le había indicado. Kirzai continuó su viaje. La oportunidad que lo esperaba en Tchigan sin duda estaba perdida, pero se sentía en paz consigo mismo.

Paso el tiempo. Treinta años después, los negocios llevan a viajar a Kirzai de continuo de una parte a otra entre Givah y Tchigan. No se había hecho rico, pero lo que ganaba era suficiente para proporcionar una buena vida a su familia. Kirzai no pedía mas que eso.
Un día, mientras vendía cueros en la plaza del mercado de Tchigan, se enteró de que su hijo estaba enfermo de gravedad. Era urgente que fuera a verlo de inmediato. Kirzai no vacilo. Recordó el atajo a través del desierto que había tomado treinta años atrás. Dio agua a su camello, llenó sus cantimploras y partió.

A lo largo del camino libró una batalla contra el tiempo, azuzando sin cesar a su camello. No se detuvo ni disminuyo la marcha mientras bebía agua, y por esas razón ocurrió el accidente. La cantimplora se le cayo de pronto de las manos y antes que pudiera bajarse para recuperarla, el agua desapareció en la arena. Kirzai profirió una maldición. Con una sola cantimplora llena era imposible cruzar el desierto. Pero al pensar en su hijo, el viejo se obligo a seguir adelante.

-¡Tengo que hacerlo! ¡Lo haré!
El sol del desierto de Sry Darya es despiadado. Le importa poco por qué o para qué fines un hombre trata de desafiar sus rayos, arde inexorablemente siempre con la misma fuerza e intensidad. Kirzai pronto comprendió que había cometido un gran error. Se le resecó la lengua y la piel le quemaba. La única cantimplora restante ya estaba vacía. Y ahora, para su desazón, vio que empezaba una tormenta de arena. Kirzai se envolvió la cabeza con su chalina, cerro los ojos y dejo que el camello lo llevara adelante a donde fuera. Ya no era conciente de nada. Un gigantesco remolino de viento se levantó frente a él. Despedía una suave luz purpúrea, pero Kirzai seguía inconsciente y no vio nada. Su camello entró en el remolino de viento, avanzó unos pocos pasos y entonces, en forma abrupta, se sentó. Kirzai cayo al suelo. "Estoy terminado -pensó- ¡Mi hijo nunca volverá a verme!"

De repente, sin embargo, dio un grito de alegría. Un hombre montado en un camello avanzaba hacia él. Pero cuanto más se acercaba el hombre, tanto más la alegría de Kirzai se convertía en estupefacción. Este hombre que ahora desmontaba de su camello .... ¡Kirzai lo conocía! Reconoció su propio rostro juvenil, sus ropas .... ¡y hasta el camello que montaba! Un camello que el mismo había comprado por dos valiosos jarrones muchos años antes.
Kirzai estaba seguro: ¡ el joven que venia a ayudarlo era él mismo ! ¡ Era el mismo Kirzai tal como era treinta años antes !

-¿Eres .... tú? -balbuceo Kirzai con un susurro ronco. El joven lo miro y rió. -¿Qué? ¡No me digas que sabes quien soy! ¿Mi fama se ha extendido hasta el desierto de Sry Darya? Pero tú, anciano, ¿quién eres? Kirzai no contestó. No sabia que hacer. ¿Debía decirle al joven quien era, o no decir nada? Mientras tanto el joven continuo: -De todos modos, tú no estas bien. ¿Adonde vas?

-A Givah -respondió Kirzai-. Pero no tengo mas agua.
Kirzai vio que el joven reflexionaba en silencio acerca de la situación y supo con exactitud lo que pasaba por su mente: ¿debía ayudar a Kirzai o continuar para atender sus propios asuntos? Pero Kirzai también supo cual seria la decisión y sonrió al observar que el joven le ofrecía un trago de agua. Después, el joven le lleno la cantimplora vacía, lo ayudo a montar su camello y apunto con un dedo.

-Sigue derecho por ese camino y en dos horas estarás en Givah.
El viejo Kirzai miro un largo rato al joven que alguna vez había sido él mismo y le hizo una señal de agradecimiento. Hubiera deseado hablar con él de muchas cosas, pero solo logro encontrar estas palabras: -Algún día el desierto te recompensará. Y entonces partió de prisa hacia Givah, donde lo esperaba su hijo. Kirzai llego a ser un hombre sabio, respetado por todos. Y cuando contaba este extraño cuento, todos los que lo escuchaban le creían. Desde aquellos tiempos, el desierto de Sry Darya ha sido conocido con el nombre de Samavstrecha, que quiere decir:

El desierto donde Uno se encuentra a Sí Mismo.