martes, 7 de septiembre de 2010



Al caer la tarde...

Paseando por la huerta valenciana
un arroyo canta a lo lejos,
una golondrina vuela solitaria;
aromas de la tarde embriagando los sentidos,
sonidos de animales en el aire.

Por el camino,
se divisan las luces de un pueblo,
el cielo va cerrando los ojos
y yo...
Retorno a mi reposo.

(Por Maiga 24-9-08)