miércoles, 22 de septiembre de 2010


TU CASA, TE DEFINE...

La decoración que elegimos en nuestra casa y los objetos que adquirimos, dicen mucho de nosotros mismos... Porque sin duda expresan aspectos del carácter, los gustos, las aficiones personales, así como nuestras metas, sueños y aspiraciones más profundas o escondidas.

También hablan de nuestro pasado reciente (de esta vida) y de nuestro pasado remoto (procedente de otras vidas). La historia personal se revela y cuenta a través de fotos, objetos y logros.

Ej. Algunas personas tienen en sus casas, curiosas estatuas de guerreros pertenecientes a distintas culturas... Eso revela que en otras vidas lo fueron, y ahora ese objeto de decoración evoca las memorias guardadas por su subconsciente.

Otros, poseen cuadros o símbolos de ciertos animales (Águilas, caballos, búhos, etc)... Todos ellos, nos recuerdan a los Tótems o animales con un simbolismo sagrado, venerados en algunas culturas indígenas, cuyas características guardan una estrecha semejanza con la personalidad interna del alma.

Si quiere conocer el pasado ancestral de una persona... Dé una vuelta Vd. por la casa de dicha persona y, alguna pista seguro que hallará acerca de la Historia de ese Alma, pues cada casa define profundamente al que la habita. Pero en el caso de que nos encontremos con alguien que decora su casa de un modo muy "standar", siguiendo las modas del momento sin poner su sello personal en ningún objeto en particular... Ello es índice notable de que la persona en cuestión aún no se conoce lo suficientemente así misma pues vive dormida en la amnesia colectiva y le cuesta recordar quién es en realidad. Por lo tanto se trataría entonces de un alma joven, que todavía tiene el sentimiento de pertenencia "a la manada general".

(Por Maiga)