miércoles, 13 de octubre de 2010



Hoy quiero compartir contigo peregrino cómo me siento:

En este preciso instante me siento llena de Dicha y Alegría pues todos mis sueños desde los más pequeños hasta los más grandes se están cumpliendo en estos días.
Hoy respiro el aire de un nuevo amanecer...
Y No me refiero al mío sino al vuestro: Hablo de las aspiraciones más nobles de vuestro corazón humano, por largo tiempo y en silencio...Acariciadas.

Se acabó el tiempo de la Humanidad Gimiente y Doliente...
Pues un viejo ciclo termina y uno más hermoso comienza.
Y nada más que por eso,
merece la pena haber nacido y haber llegado hasta aquí.

Todo lo doy por bueno: Las espinas, los sinsabores, las decepciones y las piedras del camino.
De todo ello destilamos pura Enseñanza, FUERZA y Sabiduría para el Alma.
Por fín llegó el día de la Unidad y la Alianza.

(Con amor, Maiga)