miércoles, 10 de noviembre de 2010


LA PUERTA CORRECTA


*Cuando una puerta se cierra, otra se abre...*


- Proverbios

* *
*El Señor guía los pasos del hombre de bien, y se deleita en su conducta.
Si cae, no se queda en tierra, porque el Señor lo tiene de la mano."

- Psalm 37:23
*Las grandes almas emiten fuerzas secretas que incesantemente atraen grandes acontecimientos, y adonde el alma va, la naturaleza lo acompaña, no importa cuál sea el sendero.*

- Ralph Waldo Emerson

Necesitamos agradecer tanto la puerta que se cierra como la que se abre.
La razón por la que una puerta se cierra es porque ya no queda nada allí para nosotros. Y si no se cerrara la puerta equivocada no podríamos
encontrar la nueva puerta que se abre y nos brinda la oportunidad que
estábamos esperando. Dios (Sabiduría Infinita) dirige nuestro camino abriendo y cerrando puertas en nuestra vida.
Una puerta que se cierra te obliga a cambiar de dirección. Esto puede
pasar una y otra vez, hasta que finalmente encuentras la puerta correcta y entras de frente a tu bendición. Sin embargo, muchas veces lloriqueamos cuando se
cierra la puerta, en lugar de dar gracias, porque “juzgamos segun las
apariencias.” Nos olvidamos de encontrar el regalo detras de la situación
dolorosa. Nos olvidamos de confiar en la guía divina.

El mundo pasa por innumerables dificultades porque por cada persona
que dice: *habla, Señor, que tu siervo escucha*, hay miles que dicen:
Escuha Señor, que tu siervo habla... y lo hacen sin parar!

Te invito a que hagas tuyas estas palabras: *Yo no estoy solo. A
dondequiera que voy, ahí está Dios. A dondequiera que yo voy, Dios va
conmigo cuando los vientos del cambio soplan, no siento temor alguno pues el Amor Divino va
delante de mi y prepara el camino. Todo lo que necesito esta siempre a
mi disposición en cuanto lo necesito. Dedico a Dios mi vida y mi trabajo. Su
Presencia me cuida, Su sabiduria guía mis acciones, y Su Poder Perfecto me
acompaña y me protege en todo momento, asegurando que todo funciona
perfectamente... Porque Dios y yo somos Uno. Su Amor se extiende y derrama
en forma tal que la ayuda necesaria se presenta en el momento preciso. En la
práctica de la Presencia de Dios cada paso es una aventura esplendorosa.
Como puedo sentirme sólo o preocupado, si escucho cantar en mi corazon Su
promesa: A DONDEQUIERA QUE VAYAS, AHÍ ESTARE.*

AFIRMACIÓN:


AHORA RECONOZCO Y ACEPTO EL PLAN DIVINO PARA MI VIDA, ES MI REALIDAD, Y AHORA LO ACTIVO EN MI CONCIENCIA.




SIENTO SU PODER, SU FUERZA, Y SU IMPULSO DINÁMICO MANIFESTARSE EN MI MUNDO COMO UNA NUEVA OPORTUNIDAD, EN EL EMPLEO ADECUADO, O COMO LA EXPRESIÓN IDEAL DE LOS TALENTOS QUE DIOS ME DIO.



EXISTE UNIDAD AHORA ENTRE EL MUNDO INTERNO DEL ESPIRITU Y EL MUNDO EXTERIOR DE LA FORMA. *



(Por Rebeca Piña)