jueves, 9 de diciembre de 2010



EL CAMBIO EMPIEZA POR UNO MISMO


Yo soy el cambio que quiero ver en el mundo.

El cambio empieza en mí mismo.

La realidad que vivo es mi propio reflejo.

Todo lo que emito regresa a mí,

porque todo es uno y todos somos uno.

El Uno es infinito, absoluto, eterno; es plenitud.

Yo soy la paz,

y la experimento cuando me reconcilio

y entro en armonía con todo lo que soy.

(Freema)