lunes, 13 de diciembre de 2010


EMANEMOS PAZ

Movido por un profundo sentimiento de hermandad, este mensaje cruza tu
sendero envuelto en un brillante halo de energía cristalina que te hace
emocionar. Trae a tu presente la imagen de lo que estás manifestando al
vibrar, con persistente entrega, en la frecuencia del amor. Tus acciones
hacen de la Tierra un majestuoso templo, a cielo abierto, donde reverdece la
Unidad. Viniste a servir pulsando. Lo estás haciendo. Te acompaño. Vamos
sonriendo. Emanemos paz.

Esta es la fulgurante impronta que los medios de comunicación todavía no
muestran, pero tu bello espíritu siente. Contemplala por favor: ¿acaso están
de rodillas, peleando o creyéndose culpables? Están de pie, hermosamente
juntos. Sintiendo. Hermanados en la paz. Sus manos revelan que han
despertado a la luz que, desde dentro, religa corazón con corazón. Se
fusionan en un nítido latido, sin fronteras, que irradia la indescriptible
alegría del esperado reencuentro.

Esta es la destellante señal que marca el cambio consciente. Es la
manifestación genuina de lo que permite plasmar tu esencia al vibrar, con
nobleza y maestría, en los espacios densos. Sos un vibrante portal por donde
fluye la gracia que activa la armonía. Seguí confiando. Continuá alumbrando.
El llamado a la Unidad resuena bien alto. Retumba inmaculado. Todo tu
corazón lo siente y tu cuerpo se estremece al percibirlo, amplificando su
luz con fe, amor y sabiduría.

Internamente reconocés que este será un período de intensos contrastes, pues
la energía que ingresa al planeta potencia el estado de cada persona. Si en
tu camino se presentan baches de confusión, cansancio o duda, recordando
esta imagen sabrás que lo que hacés tiene un sentido sagrado que la mente
social no puede ver, pero el corazón de la existencia siente. Gracias a tu
tarea luminosa otros despiertan, se reconocen, se abrazan y vuelven a
experimentarse unidos.

Se está configurando una nueva realidad. Se está gestando una refinada
humanidad. Con cada acto consciente emitimos un destello divino que recorre
las estrellas e ilumina el firmamento, anunciando al universo que en la
Tierra ya hay hombres y mujeres que laten en Unidad. Vamos por más y más
corazones abiertos. Vamos por más y más seres humanos despiertos. Acudimos a
religar. Extendé tus alas. Desplegá tu mágico espíritu. Con amor, con
fervor, emanemos paz.

*Visitá:* http://www.proyecto -despertar. com.ar

*Visitá:* http://julioandresp agano.com