lunes, 27 de diciembre de 2010


INVIERNO:
¿QUÉ PODEMOS HACER DURANTE ESTA ESTACIÓN?

* Incluye en tu dieta diaria aquellos alimentos que son de esta temporada: Las legumbres, cereales, patatas, boniatos y todas las hortalizas y verduras del tiempo: calabazas, endivias, cebollas, coles, brócoli, champiñones, puerros, habas, judías verdes, acelgas, espinacas, zanahorias, alcachofas…. Frutas secas como higos, uvas pasas, castañas, orejones, ciruelas y frutas frescas, como manzanas, naranjas, mandarinas…
* Es buen momento para elegir un día de ayuno y reflexión. Durante ese día toma infusiones y caldos de verduras calentitos para limpiar y purificar tu organismo. Hazlo sola o en compañía. El mejor momento el día de Luna Nueva.

* Utiliza en tu entorno, ya sea como adorno en casa, en tu altar de oración o en tu ropa, los colores asociados con esta época: el ROJO, como símbolo del nacimiento de la Luz (por su asociación con la sangre del parto), y el VERDE, símbolo de la tierra y de la vida que empezará a resurgir de ella a partir de estos momentos.

* Es una época del año idónea para reflexionar sobre el significado de la Oscuridad y de quitarle la connotación de “maligna”, puesto que en realidad todo lo que nace a la Luz, ha tenido que gestarse primero en la Oscuridad.

* Enciende una Vela todos los días, como símbolo de la luz que residen en tu interior y que emerge lentamente en tu conciencia.
* Es un tiempo de revisión y recapitulación de lo acontecido a lo largo del año. Busca espacios de Silencio y aprende a soltar y dejar partir lo que ya no te sirva para el nuevo periodo que se abre ante ti. Te propongo que medites en la siguientes frases:

“Reafirmo lo nuevo y suelto lo viejo”
“Me reconcilio con mi Pasado y avanzo desde mi Presente. Confío”.

(CARMEN PAZ)