lunes, 17 de enero de 2011



MENSAJE DICATADO POR MARÍA SANTÍSIMA, MADRE ESTELAR
A MABEL RUSSO:

“Amada Hija… Ha llegado el tiempo”.
“Mabel, hija mía debes hacer llegar a tus hermanos mis palabras.”
Nuestra Madre María prosigue…

“En un sinfín efímero sin marcar el principio y el fin, así es el tiempo, una estrella fugaz que al despertarse pensáis: pasó así?
Es el tiempo una rueda eterna en el firmamento, una cascada fresca de agua a beber en cada etapa, así son mis niños, así lo serán.

Veréis pasar, los veréis pasar infinito, más vuestro tiempo llegará y mis niños deberéis estar a tiempo para ello.
Beber de esa agua, en esa luna y en esa parte del infinito justo a tiempo.
Este es el tiempo vuestro, pero no temáis.

Sois privilegiados, vuestras mentes están ya preparadas para ello, sin pensarlo actuarán.
Así es el plan, cada ser una entidad, cada entidad mucho conocimiento, una misión ya marcada, comprendida e instalada en vuestro ser.

Mis niños son a quienes amo, protejo y cuido desde siempre y por siempre.
Serán en el tiempo a llegar, líderes del futuro en un planeta donde luego de la limpieza de todo mal en todas sus formas, serán quienes tendrán que hacer el Nuevo Mundo, Un Mundo donde la vida está ante todo, el amor, el bien y la grandeza de ser será ante todo.
Y así con paso firme formaremos el Nuevo Mundo, será un Mundo de paz total en hermandad, de unión, de saber respetar y ser respetado.
Mis niños, tanto tiempo preparando vuestra llegada triunfal.
Ya es tiempo, no falta nada, el mundo debe de renacer para ser nuevamente mundo.
Niños, yo estaré siempre.

Mis comandantes darán a sus soldados de luz las órdenes a su tiempo.
Mi Hijo, mi Hija, allí estarán. No fallarán. Son dignos seres de altísima luz
Niños recuerden siempre: no están nunca solos. Mi amado Ejército de Luz los guiará.
No temáis, no os obliguéis las mentes.

Todo a su tiempo será, el amor, la luz, la unión galáctica celestial está siempre junto a vosotros.
Prepararse para la gran apertura es vuestra misión, la llegada y guía es vuestro compromiso.
Somos y seremos eternamente luz en el mundo.
Me retiro te dejo seguir estudiando.

Hija amada es el primer mensaje de muchos que recibirás de acuerdo a lo establecido anteriormente en vuestras enseñanzas el tiempo ha llegado
Así sea.
Niños bendiciones para todos vosotros.

(Soy María Santísima Madre de Jesús Madre Estelar)