miércoles, 15 de junio de 2011




EL PODER DEL SILENCIO:

El mar me habla.

Sus olas ya no son lejanas...

Descifro el mensaje de su lengua callada.

El eco de su voz rezuma de espuma

en la arena blanca.

Gritándome al viento,

acariciando mi alma.

Despertando la memoria olvidada,

voy enhebrando los tesoros

del saber escondido,

en estas orillas livianas.

Por Maiga
(Inspirada en Mallorca)