viernes, 15 de julio de 2011




"Hacer erfuerzos para enfrentarse a un defecto,

aumenta el poder de éste al mantener la atención centrada en su presencia

y desencadena una auténtica batalla.

La verdadera victoria está en no pensar

en la posibilidad de fracaso, en esforzarse por desarrollar

la virtud que no dejará lugar para él".


(Richard Bach, el inventor del Remedio de las Flores de Bach)