jueves, 20 de octubre de 2011



LA VOZ DE CASANDRA (Mitología Griega)


Personalidad paradójica, si las hay en la mitología griega, es la de Casandra. Casandra era hija de Hécuba y Príamo, reyes de Troya, hermana de Héleno y, luego de que fuera reconocido como hijo de Príamo, de Paris.

Fue sacerdotisa de Apolo, deidad del oráculo de Delfos, y apasionada de las artes predictivas. Esto la llevó a ofrecerle a Apolo su virginidad a cambio de la concesión del don de la profecía. El Dios, obnubilado por la belleza de Casandra y atormentado por su deseo de poseerla accedió otorgarle los secretos de la adivinación. Pero una vez logrado su objetivo, ésta se negó a cumplir el pacto y rechazó el amor del Dios; quien no pudiendo quitarle el don que le había entregado, y en venganza, la maldijo escupiéndole la boca con lo que a pesar de su poder predictivo, nadie creyó jamás sus vaticinios. Lo que se evidenció con la derrota de Troya en la guerra contra los aqueos, que ella predijo con precisión.

Otra historia señala que cuando era pequeña sus padres la dejaron olvidada en el templo de Apolo y que al volver a buscarla una serpiente le pasaba la lengua por la boca, los ojos y los oídos con lo que le transmitió el don de profetizar los acontecimientos venideros, mas no así el de la persuasión por lo que a pesar de poder vaticinar las desgracias que caerían sobre Troya nadie podía creerle.

Una vez que la ciudad cayó en manos enemigas fue entregada como botín a Agamenón quien se enamoró perdidamente de ella y con quien tuvo dos hijos.
Así, trasponiendo tiempos y situaciones quizás Casandra represente esa voz en nuestro interior que todo lo sabe pero que no queremos reconocer o aceptar; y tal vez, conociendo su historia, nos animemos a creer un poco más en ese poder de anticipar nuestras propias derrotas.

http://poesiadelmomento.com/luminarias/mitos/43.html