viernes, 6 de abril de 2012






 En estos días de Semana Santa, me gusta ver de nuevo en DVD, la película "La Pasión" de Mel Gibson, (ver vídeo de abajo) para recordar el Amor de un hombre que lo dio todo por nosotros. Un hombre que venció al Ego y a la conciencia inferior, que nos enseñó el camino hacia el Humano-Ángel.


Recuerda esta frase de Jesús: 


"Cargad sobre mi vuestras preocupaciones, porque mi yugo es liviano y mi carga ligera, yo estaré con vosotros todos los días hasta el final del mundo". 


No tenemos porqué cargar nosotros solos con el dolor, Jesús se ofreció por nosotros en la cruz y derramó su sangre para demostrarnos que ningún sufrimiento o problema por grande que sea, es comparado con lo que él sufrió... Si nos viene algún sufrimiento debemos ofrecerlo a Dios por los que aún caminan a oscuras, (así nuestro sufrimiento no será en vano), y agradecer que Dios nos haga partícipes aunque sea en una mínima parte de lo que Él sufrió. Si hacemos esto el sufrimiento se Diviniza y nos Santificamos con Él, llegando a adquirir Virtudes Divinas. 


No permitas que nadie te robe la Paz, la Fe y el Amor, porque de lo contrario el enemigo estaría ganando la batalla. 
Los sufrimientos son Pruebas para templar nuestras almas.


http://youtu.be/5LpHrdJK4uM