domingo, 9 de septiembre de 2012




Cierto día iba corriendo hacia el metro para cumplir con mis responsabilidades
cuando de pronto una voz me dijo:

"Cuando el mundo vaya más rápido,
Tú en cambio has de ir más lento..."

Puede parecer paradójico en los tiempos que corren pero ahora que he visto la imagen de arriba, comprendo de forma completa su significado.

Por ejemplo: 
1) Cuantas más cosas hagas... menos serás.
2) Cuánto más corras... menos llegarás.
3) Cuánto más busques... menos encontrarás.
4) Cuánto más hables... menos te escucharás.
5) Cuanto más pienses... menos sentirás.
6) Cuanto más mires fuera... menos verás.

Es tiempo de sentir y ser.
El otoño y el invierno nos ofrecen una oportunidad estupenda de estar con nosotros mismos y entrar en nuestro interior. Sólo en el Silencio podemos escuchar la voz interior.

Aprender el arte de parar el tiempo. De vivir la Infinitud (eternidad) del tiempo:  Todo se hace sin hacer, y todo acaba haciéndose...


(Por Maiga)