lunes, 17 de septiembre de 2012

 
 
 
 
 
"No os envío más que a Ángeles..."
(Frase perteneciente al cuento "La pequeña Alma y el Sol" de Neale Donald Walsch).
 
 
Esta es nuestra verdadera Naturaleza: Somos seres de Luz encarnados en cuerpos... Jamás estamos solos sino que estamos rodeados de seres que nos ayudan y protegen. Somo infinitamente amados.
 
Esta es la Luz que nos envuelve a todos: Está en nuestro campo mágnético, aura o campo etérico (como quiera que queramos llamarlo). Cada persona guarda en su interior una bella y peculiar luz con la que irradia al mundo su esencia y color únicos: Su Divinidad, la partícula que Dios nos regaló haciéndonos semejantes a ÉL.
 
Empieza a sentir tu Cuerpo de Luz, pídele a tu Yo Superior que te muestre tu verdadera Naturaleza para poder expresarla al mundo.
 
No enjuiciemos a Nadie, todos absolutamente todos poseen esa luz a pesar de que en este momento No estén Manifestando la Parte más Elevada de sí mismos; a pesar de que en este momento la tengan muy escondida o no sean conscientes de ellla.
 
Si aprendemos a mirar a las personas de nuestro alrededor de este nuevo modo... Estaremos Ayudando a Manifestar el Mundo Nuevo.
 
Que la Luz, la Paz y el Amor, reine en vuestar vida cada día.
 
(por Maiga)