lunes, 4 de febrero de 2013




Deja que la Naturaleza te enseñe su Sabiduría...

Cuando tengo alguna preocupación, y me marcho a pasear por la Naturaleza, descubro con sorpresa que los problemas solo existen en nuestra mente. Caminando por la Naturaleza te das cuenta de que todo está bien, todo es Armonía, Abundancia, Belleza y Paz. La Madre naturaleza nos sustenta día a día de manera constante e imparcial. ¿Entonces...? Para qué inquietarnos. Para qué angustiarnos, si todo cuanto necesitamos está bajo el sol.
Basta un paseo por el campo para empezar a serenarse, tomar perspectiva y ver las cosas de manera mas amplia. Desde ese sosiego fluyen mejor las ideas y las soluciones.

Observando la Naturaleza, aprendemos las Leyes Universales que rigen nuestras Vidas y aprendemos a Fluir con sus ritmos y ciclos.

(Maiga)