jueves, 14 de febrero de 2013





Juicios y Egregores


Una frase muy gastada es la de "NO Juzgar". ¿Pero alguien comprendió alguna vez su profundo significado y consecuencias?

A menudo pienso, que las personas que desperdician su momento en hablar de la vida de otros, es porque su vida está tan vacía de contenido, que se aburren y necesariamente han de llenarla con "algo".

Pero si supieran... Si al menos fueran conscientes del daño que las malas palabras producen a sus destinatarios y a ellos mismos... No lo harían.

Cada vez que hablamos emitimos energía. Las palabras como es sabido manifiestan, crean realidades y cuando hablamos mal de una persona: Esas ondas "negativas" se dirigen hacia la persona y se clavan en su aura cual "Cuchillos Astrales" debilitando su energía y atrayendo sucesos nefastos (maldiciones). 

Si encima más personas repiten ese mal hablar hacia la misma persona, se construye lo que se llama un Egregor: Entidad Negativa Creada con Pensamientos. Este Egregor tiene vida propia y para seguir existiendo necesita Nutrirse de la misma energía que lo creó, con lo cual, alimentará todo tipo de situaciones (Círculo vicioso) que le permitan existir y se apegará a personas fáciles de manipular mental y emocinalmente, induciéndoles a 

EJ. ¿Recordáis la película de Ghost? ¿Aquellos seres negros que se llevaban a las almas no evolucionadas con ellos...? Eso es de lo que os hablo.

Una vez pude ver y sentir uno: Fue Terrorífico. Os aseguro que si vierais uno, jamás hablaríais mal de nadie...

(Maiga)