viernes, 7 de junio de 2013





EL OBSERVADOR DESAPEGADO...



DARSE CUENTA DE LA ZONA INTERNA… es poner la autoobservación en un@ mism@; captar las sensaciones térmicas, kinestésicas, los sentimientos que afloren, los estados de ánimo y su evolución, etc. Un mirar hacia dentro como antídoto a las distracciones de afuera.

DARSE CUENTA DE LA ZONA EXTERNA… es optimizar los sentidos y devolverles su función perceptiva, de forma que captemos la realidad del entorno en vez de fantasearlo o interpretarlo. Se trata de recuperar la vista, el oído, la piel y todos los demás canales sensoriales con los que nos orientamos en el mundo. Podría parecer todo esto una simpleza, sin embargo, una de las características de la neurosis es precisamente el empobrecimiento sensorial, por eso el objetivo de la terapia y del crecimiento está en olvidar cada vez más a la mente y despertar a los sentidos. Estar más en contacto con un@ mism@ y con el mundo, en vez de únicamente en contacto con las fantasías, prejuicios, etcétera.

DARSE CUENTA DE LA ZONA INTERMEDIA… es precisamente enfocar este filtro fantasioso con que tamizamos las percepciones internas y externas. Podría llamarse tierra de nadie y una zona desmilitarizada como metáfora de esta frontera entre lo propio y lo ajeno. También se podría utilizar la palabra hindú "maya" para referirse al mundo de la ilusioriedad: (Maya es una especie de sueño, de trance. A menudo a esta fantasía, a este maya, se le denomina mente, pero al mirarla más de cerca lo que llamamos mente o mala mente es fantasía y también el escenario de todos nuestros ensayos de nuestros futuros actos.

* * * 

 compartió la foto de Aprendiendo A Vivir.