viernes, 21 de junio de 2013




Espejos:

El otro día alguien dijo: Quien no se ve a si mismo con sus errores y aciertos, virtudes y defectos... No podrá ver nunca el alma de la persona que tiene en frente.
Y asentí completamente de acuerdo pues cuando eres capaz de reconocer tus propios potenciales, miedos y auto- limitaciones (creencias erróneas)... Solo entonces eres capaz de empatizar 100% con la persona que tienes delante aunque sea un perfecto desconocido, y simplemente con mirarle a los ojos ya puedes ver la luz que habita en él/ella, aun cuando él/ella mismo/a no la esté manifestando en ese momento.

A veces incluso puedes ver el maravilloso futuro que le aguarda aunque él/ella hayan dejado de confiar en la vida.

Recuerdo ahora las palabras del Cuento: "La pequeña Alma y el Sol" (Neale Donald Walsch) porque vienen muy al caso:

"...cuando la amnesia colectiva reine allá abajo y yo olvide quien soy... Hazme un favor te lo ruego: Recuérdame quien soy. Recuérdame cuál es mi Esencia".
* * * 
Esa es la misión Sagrada de la Amistad y el Amor: Avivar la llama de los que nos rodean cuando ellos titubean y se apagan...

Decirse la Verdad a uno mismo acerca de la propia sombra, es una acto de valentía que dará los frutos de:  
  • Integración y Unidad con el propio Ser 
  • Autosanción Emocional
  • Manifestación del Potencial Único y Genuino del Alma.
* * * 

(Maiga)