sábado, 13 de julio de 2013


Los Colores en las Habitaciones:
¿Como Afectan los Colores a tu Humor?

El Rojo:


Eleva el nivel de energía de una habitación. Es una buena opción cuando se quiere suscitar entusiasmo, especialmente por la noche. En la sala de estar o el comedor, rojo reúne a la gente y estimula la conversación. En una entrada, se crea una primera impresión fuerte. Red se ha demostrado que elevar la presión sanguínea, la respiración velocidad y ritmo cardíaco. Por lo general se considera demasiado estimulante para los dormitorios, pero si estás solo en la habitación por la noche, se le viéndolo todo por luz de la lámpara, cuando el color aparece apagado, rico y elegante. Rojo, el más intenso, bombea la adrenalina como ninguna otra tonalidad.

El Amarillo:

Capta la alegría del sol y comunica felicidad. Es perfecto para cocinas, comedores, y baños, donde los colores alegres son energizantes y edificantes. En pasillos, entradas, y espacios reducidos, el amarillo se puede sentir expansivo y acogedor. A pesar de que el amarillo es un color alegre, no es una buena elección para usar en los esquemas de color principales cuando se trata de diseñar una habitación. Los estudios demuestran que las personas son más propensas a perder los estribos en un interior amarillo. Los bebés también parecen llorar más en una habitación amarilla. En grandes cantidades, el color tiende a crear sentimientos de frustración y enojo en la gente. En cromoterapia, el amarillo se cree que estimula los nervios y purifica el cuerpo.

El Azul:

Se dice que reduce la presión arterial, provoca una respiración más lenta y ritmo cardíaco. Es por ello que se considera calmante, relajante y sereno, y con frecuencia se recomienda para los dormitorios y baños. Ten cuidado, sin embargo: un azul pastel puede llegar a ser tan desagradablemente frío cuando se está en las paredes y muebles, sobre todo en una habitación que recibe poca luz natural. Si se opta por un azul claro como color principal en una habitación, equilibralo con tonos cálidos de muebles y telas. Para fomentar la relajación en las áreas sociales (habitaciones familiares, salas de estar, cocinas grandes) considera azules más cálidos, como bígaro, o azules brillantes, como el azul celeste o turquesa. El azul se sabe que tiene un efecto calmante cuando se usa como color principal de una habitación. Escoge tonos de azul más suaves . El azul oscuro tiene el efecto contrario, ya que puede evocar sentimientos de tristeza. Así que abstente de utilizar más oscuros de azul en tu esquema de color principal. Quédate con los tonos más claros de azul para darte a ti y a tus seres queridos un efecto tranquilo.

El Verde:

Es considerado el color más relajante para el ojo. Ser el resultado de la combinación de la cualidad refrescante de color azul y la jovialidad del amarillo, el verde es adecuado para casi cualquier habitación de la casa. En la cocina, el verde enfría las cosas, en una sala de familir o sala de estar, anima a relajarse, pero tiene suficiente calor para promover la comodidad y la unión. El verde también tiene un efecto calmante cuando se utiliza como color principal para la decoración. Se cree para aliviar el estrés, ayudando a la gente a relajarse. También se cree que ayuda con la fertilidad, por lo que es una gran opción para el dormitorio.

El Naranja:

Evoca emoción, entusiasmo y es un color lleno de energía. Aunque no es una buena idea para una sala de estar o para dormitorios, este color es ideal para un cuarto de ejercicios. Se pondrá en evidencia todas las emociones que necesitas liberar durante su rutina de ejercicios. En las culturas antiguas se creía que naranja curaba los pulmones y aumenta los niveles de energía.



* * *
Estos lineamientos generales son un buen punto de partida en tu búsqueda de un color de pintura. Pero recuerda que la elección del color es un asunto muy personal. Tú eres el que tiene que vivir con tu nuevo color de pintura, así que elige un color que se adapte a ti, tu familia y tu estilo de vida.