miércoles, 10 de septiembre de 2014

EL SILENCIO...




EL SILENCIO

A menudo observo que hay personas que necesitan hablar "mucho" para llegar a decir "algo"...
(Son aquellos que no escuchan porque están muy ocupados en escucharse a sí mismos).

Otras en cambio, 
no necesitan añadir palabras vanas a la expresión de sus pensamientos y sentimientos pues con pocas palabras,
logran expresar "mucho".

La riqueza e intensidad de una conversación no viene dada por la cantidad sino por la calidad.

Una conversación sin Escucha Activa no es una conversación, es un Monólogo Impuesto por Egos desbordados. Un diálogo para besugos.

Ya estoy eliminando de mi vida a todas aquellas personas que no se Dignan a Escucharte...

* * * 

(Reflexiones de Maiga)