domingo, 14 de diciembre de 2014

EN EL OJO DEL HURACÁN...



EQUILIBRIO

Una vez paseando con un amigo, junto a los frondosos jardines del río Turia, le iba comentando lo siguiente: 

"Siento que el Ritmo de mi vida se ha Intensificado, todo va a una velocidad de vértigo con o sin mi consentimiento. Pero lo paradójico es, que cuando más rápido va la vida, yo anhelo en cambio más momentos de retiro y de silencio. ¿como compaginar ambas corrientes de mi esencia? 
(Él, que estaba viviendo algo parecido me dio un consejo que jamás olvidaré):

_"Existe un modo... Haz lo que hago yo. 
La fuerza de un Huracán es Arrolladora una vez que se ha desatado, pero ¿sabes qué? Hay un lugar dentro del mismo Huracán donde paradójicamente todo está en calma... Es el Ojo del Huracán, Justo en el Centro. Allí, si que reinan el silencio y la paz. 
Sitúate siempre ahí, y aunque tu vida se convierta en una vorágine, en una espiral de fuerza centrífuga increschendo... Tu estarás en pleno Equilibrio sin dejar de escuchar a tu naturaleza más profunda".

Han pasado 2 años desde aquella conversación, y ha llegado el momento tan temido y a la vez tan deseado, donde puedo aplicar los consejos de este amigo permaneciendo en armonía y equilibrio.

Ahora, cuando el ritmo se intensifica demasiado, so riesgo de marearme o aturdirme, simplemente en medio de Todo, Cierro un Segundo los Ojos, Respiro Hondo, Sonrío y digo: Gracias Padre-Madre, aquí estoy. Ya Regreso a casa.

La clave está en ser un Observador Permanente, no querer controlarlo todo, soltar, delegar, aceptar, Sentir, Ser; y permitir que todo Sea y Suceda con Desapego. 
Como dice otro buen amigo: 
"Amar lo que es". 

(Os aconsejo este libro:

"Amar lo que es". 
Autores: Byron Katie y Stephen Mitchell


* * *

(Maiga)