miércoles, 17 de marzo de 2010


QUITARSE VELOS.-

Cuando caen nuestros velos, se ve el camino personal mucho más claro.

El egoísmo: Piensa sólo para sí; lucha sólo por los propios intereses en detrimento o perjuicio de otros sin importarle los posibles daños colaterales.

El orgullo: Ciega e incapacita al que lo padece para ver la realidad de forma nítida y clara, y también lo incapacita para amar.

Tanto en el estado "egoísta" como en el "orgulloso": Ni podemos ser felices nosotros...Ni podemos hacer felices a otros. Pues estas actitudes a corto y largo plazo traen bastante sufrimiento.

Decía Buda, "la causa del sufrimiento es aferrarse a aquello que debe ser transformado..." Sufrimos porque aún pretendemos (intereses personales) y queremos cosas tanto acerca de las personas (Ej. Esperamos que se comporten de un determinado modo hacia nosotros, o tenemos expectativas sobre las personas que amamos deseando que realicen determinadas acciones, etc) . Sino tuviéramos deseos acerca de las personas o las cosas, nada ni nadie podría fustrarnos.

Si aún nos molestamos o enfadamos es porque como dice el refrán: "Quien se pica ajos come". Es decir el problema es sólo nuestro no del otro. El problema está en la perpectiva o visión que tenemos acerca de las cosas y de las personas; pues quien comprende y sabe ponerse en el lugar del otro no se molesta. En cambio quien tiene unas gafas manchadas, de cierto que verá imágenes distorsionadas...

Si en nuestro corazón, el metal todavía no es puro, si tiene aleaciones o mezclas extrañas (impurezas, contradicciones, incoherencias)...Tenemos que seguir los pasos siguientes:


  1. Habremos de examinarnos bien a nosotros mismos al microscopio (auto observarnos con sinceridad).

  2. Identificar que es lo que está erróneo dentro de nosotros. (Actitudes, pensamientos o emociones). Pues todo eso nos limita y hace infelices.

  3. Rectificar o limar esas incoherencias, contradicciones, actitudes, "pensares" y "sentires" que nos causan conflictos tanto internos como externos.

Sólo así podremos quitar los velos que nos impiden ver con claridad y objetividad la realidad. Dicha visión nítida de las cosas, nos ayudará a no hacer interpretaciones subjetivas de los hechos que suceden en nuestra vida, y estaremos entónces disponibles para ser eficaces y de gran ayuda tanto en nuestra vida como en el plan global.

Siguiendo este método, seremos capaces de:

  1. Ver a los demás profundamente sin engañarnos.

  2. Conocernos a nosotros mismos de verdad.

  3. Orientar nuestra vida hacia la felicidad más elevada.

La auto observación, la humildad y sinceridad para reconocer dónde fallamos...Serán herramientas de gran utilidad en este trabajo interno.

"Señor dame sabiduría para descubrir las cosas que puedo cambiar.

Voluntad para cambiarlas, y

discernimiento paraver la diferencia".

(Maiga)

(Imagen tomada de un cuadro del pintor Alex Alemany: www.jdiezarnal.com/pintura/alexalemany.html)