martes, 2 de marzo de 2010




Si dispones de tiempo y el clima te lo permite,
regálate a ti mismo con un bello paseo por el campo...
Los Almendros en este tiempo están preciosos,
adornan el paisaje con su etérea y delicada flor.
Por eso nos parece más valiosa aún, porque dura poco tiempo
y habremos de esperar un año más para poder disfrutar de su elegancia.
Gracias Madre Naturaleza por estos regalos!!!


(Maiga, 2-3-10)