jueves, 13 de mayo de 2010



ANGEL DEL PAISAJE.-
(19 Mayo 1971)


Diría que ahora, como nunca antes, los grandes Ángeles Cósmicos se acercan para tocar la Tierra con delicadeza y belleza. Lo han hecho antes; pero ahora la Tierra, la humanidad, se ha agitado y abierto a ellos. Su toque es maravilloso.
Puede parecer que vienen en la tibieza del sol, puede parecer que vienen en la brisa, puede parecer que se extienden más allá del cielo mismo...Pero no pueden venir cuando ustedes tienen dudas, temores, aflicciones u otras limitaciones.


Cuando ustedes mismos son los amos de sus condiciones, son uno de nosotros.
Cuando son verdaderamente ustedes, entónces podemos vicnularnos con toda la Tierra, pues ustedes son esa Tierra.


Esto está sucediendo más y más y, más y más, el poder de nuestra gentileza creativa está surgiendo en ustedes. No es un poder muy distante, inaplicable, sino para su uso cotidiano, para su relación con toda la vida. De otro modo, cerecería de sentido. Es para todas las circustancias, para la ráfaga invernal o para el suave día de primavera; pues todo es parte de todo, y todo tiene propósito y significado.

Ustedes, la Tierra, están hallándose en un universo en el que todos son hermanos, y a medida que todos se transformen en sus hermanos en su mundo conocido, un mundo desconocido se abrirá en fraternidad. Entonces, toda la creación cantará su canción de alegría y ustedes la oirán, primero en la Tierra, luego más allá.
Ustedes oirán esa canción ya, mientras la Naturaleza saluda el nuevo día.


No duden del delicado toque de los ángeles. Gloríense en él, ábranse a él y den gracias por él. Es la mano de Dios alcanzándolos desde su asombroso universo, una consciencia.
Ustedes estaban ciegos, está llegándoles una belleza increíble. Ábranse y recíbanla, pues así será. Alabado sea Dios.

(Del libro: Comunicación con los Ángeles y los Devas, Dorothy Maclean).