jueves, 10 de junio de 2010



Elimina todas las distracciones de tu mente. Logra el ininterrumpido y continuo flujo de esa Única consciencia, la estabilidad en el trance que conduce al supremo éxtasis del gozo.

Sé un héroe valiente que con un fuerte esfuerzo corta las engañosas y terribles imágenes, y su legión de fantasías, que surgen al azar y se asoman sin limitación en la espesura de la mente.

Estate completamente preparado para separarte, incluso drásticamente, de los vasanas (sentimientos e ideas de la memoria pasiva), a través de un fuerte esfuerzo personal. Ganarás inmediatamente acceso al lugar más elevado de paz. Permanece allí brillando completamente.
(Babaji)