martes, 29 de junio de 2010



(Por el Ascendido Maestro Saint Germain: 19-6-10)
¡¡SOSTENGAN EN ALTO EL ÍMPETU DE LA VICTORIA!!

La Victoria encierra en sí energías de la más alta vibración contenidas en cualquiera de los logros que obtengan, ya sean estos a niveles puramente humanos o a niveles de grandes alturas espirituales.

Todo triunfo lleva en sí mismo grabado el Concepto Puro o Inmaculado del Creador como su sello original, pues Dios es la Perfección de todos y de todas las cosas, por tanto cada vez que se logra una Victoria se está manifestando ¡La Misma Presencia de Dios mostrando un aspecto de Su Plenitud! Esa Fuerza e ímpetu de la Victoria está sostenida e identificada plenamente con un Gran y excelso Ser oriundo del Planeta Venus conocido con el nombre de Victory y quien es también el Rayo Gemelo de la Amada Maestra Ascendida Lady Rowena, directora actualmente del Rayo Rosa del Amor Divino.

El Amado Victory nos señala: Mantengan sus conciencias vigilantes durante el día pensando en cualquiera de los atributos o virtudes de Dios, más aun en aquellos que ustedes mismos sienten que les es más difícil traer hacia delante. Con persistencia en el día a día lograrán la suficiente acumulación de energía ¡PARA QUE SE PRECIPITEN EN SUS VIDAS Y MUNDOS! Recuerden que: ¡LA ENERGÍA ES LA FUERZA MÁS OBEDIENTE DEL PLANETA ENTERO Y QUE ELLA SIEMPRE RESPONDERÁ A LA DIRECCIÓN QUE USTEDES MISMOS CONSCIENTEMENTE LE DEN! Por lo tanto sabrán que la Victoria es precisamente el Logro del Triunfo de la Energía perfectamente encauzada, precipitándose a sus manos con todo tipo de logros y realizaciones.

El Amado Victory estableció hace muchos billones de años sobre esta Tierra Su Poderosa Fuerza Activa de la Victoria y por ello se hizo más expedito cualquier logro espiritual en los estudiantes avanzados del mundo entero.
Comprendan,
Mis Amados,
¡Que no es posible lograr cualquier triunfo
si no se cuenta con el
diario trabajo,
la persistencia
y el esfuerzo
para el resultado final!

Nosotros no podemos dejar de sonreír con bastante simpatía, por cierto, cuando el cuerpo estudiantil menciona el deseo de vernos y que nos aparezcamos para servir como consejeros en sus conflictos personales o aun para tener la dicha de vernos. Ese deseo que no lleva nada contrario en sí mismo debe, sin embargo, encauzarse en desarrollar los mismos talentos y amplitud de la conciencia iluminada que en su momento debimos Nosotros a costa de muchos sacrificios, renuncias, dolores y tropiezos adquirir mucho antes de obtener la Maestría en la Luz de Dios, por lo tanto
en todos los aspectos de sus vidas
Yo les conmino a que
¡SOSTENGAN EL ÍMPETU DE LA VICTORIA!,
puesto que ese es el verdadero Plan Divino
escrito es sus almas y frentes
desde que vinieron a la vida.

Comiencen con la práctica en sus propias vidas diarias ¡Este es el mejor salón de clases que les permite la Gran oportunidad de ir avanzando a grandes zancadas!, ya que cuando no están encarnados no pueden retomar sus lecciones hasta que vuelvan a la vida corpórea.
¡CON EL SEÑALANTE AUSPICIO DE ESTOS VELOCES TIEMPOS, LES SALUDA SU SIEMPRE CERCANO
SANTO HERMANO!

SAINT GERMAIN