lunes, 13 de septiembre de 2010





Tienes un tremendo trabajo por hacer. Es el trabajo silencioso de crear más amor en el mundo. Es como la levadura en la masa, que obra sin que se note, y sin embargo sin ella el pan sería una masa dura. Por tanto, ama a las almas con las que te encuentras, ama a tu entorno y ama a las almas que en apariencia son tus enemigas. hay mucha mayor gracia en amar a los aparentemente imposibles de amar que en amar tan sólo a las almas que te amana a ti.

Siente la necesidad de amor que tienen todas las almas... Y déjate convertir en un canal para que el amor fluya satisfaciendo necesidad. A medida que cada individuo aprenda a amar sin buscar recompensa, el peso del mundo se aligerará, pues el amor lleva un elemento de liviandad allí donde había peso y oscuridad. El amor empieza en cada individuo, por eso mira e tu propio corazón y manifiéstalo. Ofrécelo libremente y con auténtica alegría.

(Eileen Caddy, Libro: La voz Interior, (Lectura para el 26 Agosto).