lunes, 15 de noviembre de 2010



Hay un mar

que está lejos de nosotros.

Es invisible, pero no está oculto.


Está prohibido hablar de él,

pero al mismo tiempo es un pecado

y un indicio de ingratitud no hacerlo.


(Rumi)