miércoles, 17 de agosto de 2011



EL DESTINO DE GRAN BRETAÑA:

A muchos de sus habitantes les parece que Gran Bretaña es un país declinante, que las cualidades que la llevaron a las alturas de poder cuando controlaba casi la mitad de la superficie de la Tierra han desaparecido y que su gloria se ha terminado. Ciertamente que hoy, mientras se enfrenta a una crisis tras otra, parece estar en el camino hacia el colapso moral y económico del que nunca se recuperará. Mi propósito al hablaros ahora es tranquilizaros con respecto al destino de este gran país, mostraros el motivo de que siga siendo grande y deciros su propósito en el destino de la Tierra.

En Gran Bretaña están algunos de los puntos más sagrados y santos de poder divino que existen en la superficie de este planeta. Al principio de la creación fue una tierra habitada sólo por los ángeles y fuerzas dévicas. Cuando comenzó la primera civilización del hombre en el área del mar Muerto, la civilización conocida con el nombre de Cordemia, los ángeles aún caminaban por la superficie de Gran Bretaña, y fue el poder que fluye a través de los centros receptores de esta tierra el que inspiró, motivó y dotó de poder a los primeros pasos del hombre en aquella civilización. A los que estáis familiarizados con la historia de la antigua Gran Bretaña les resulta evidente que sucedieron acontecimientos significativos mucho antes de que se iniciaran los escritos del hombre, así como que algunos centros de poder han existido antes de que el hombre viniera y los utilizara en el nivel físico. Grandes seres de la Esfera Angélica, a los que el hombre no puede ver porque operan con otra frecuencia, habitaron en la superficie de esta tierra, y muchas de las antiguas leyendas que existen hoy son las historias de sus hechos, de su administración de las necesidades de este planeta.

Gran Bretaña, por tanto, ha sido siempre la más santa de las tierras. Se ha mantenido separada de las otras masas de tierra del mundo incluso en los cambios cataclísmicos, pues en realidad es una tierra que habitan los dioses. En esta Tierra hay tres grandes centros de poder a través de los cuales viene el amor de vuestro Creador. Uno está en el Tibet, el otro en Tierra Santa y el tercero en Gran Bretaña. El triple aspecto de la Trinidad -Padre, Hijo y Espíritu Santo- cae a la 1a Tierra a través de esos centros. El Padre conecta con la Tierra en el Tibet, el Hijo en Tierra Santa y el Espíritu Santo en Gran Bretaña. Por tanto, en diversos estadios de la historia de la Tierra grandes almas han venido a esta tierra para captar y utilizar el del Espíritu Santo, y es cierto lo que se dice de que el Nazareno vino a Gran Bretaña cuando era joven para preparar su cuerpo físico para el ensombrecimiento del Cristo. Con su presencia en Gran Bretaña, y en particular en Glastonbury, ese gran centro de poder, se estaba preparando para el trabajo que tenía que hacer. Muchos otros grandes Maestros han visitado también Glastonbury, aunque este hecho es en gran parte desconocido para el hombre.

Gran Bretaña es uno de los grandes centros espirituales del hombre. No puedo profundizar ahora en la evolución cósmica de la Tierra, salvo decir que está decretado que durante una venida del Cristo para cumplir el Plan Divino de evolución se sembrarán las semillas para la siguiente llegada, y que como está destinado que la próxima venida del Cristo será en Gran Bretaña, la visita del Nazareno a esta tierra trataba de simbolizar el próximo lugar de encarnación de la Luz Crística. Los que hayáis entendido el significado del Cristo, los que lo reconozcáis como una luz, una fuerza, una iluminación, y no, como lo entienden las religiones de hoy, un hombre, y los que hayáis entendido que el Nazareno era sólo un instrumento por el que operaba el Cristo, entenderéis que la próxima visita del Cristo se manifestará de forma similar.

La historia conocida de Gran Bretaña parece en superficie llena de altibajos. Es cierto que en esta tierra se han producido acontecimientos de los que ninguna nación se sentiría orgullosa, pero durante toda su larga historia Gran Bretaña se ha estado preparando para el papel que va a jugar. Con la creación del Imperio Británico estaba creando inconscientemente una federación de países que constituirá la piedra angular de la Nueva Era, pues aunque podáis pensar que actualmente los vínculos son débiles, que la Commonwealth no existe ya, verdaderamente los vínculos aún existen en un nivel superior de existencia y, por encima de todo, están los factores comunes del lenguaje, la justicia, el gobierno y un sentido de los valores que sólo son peculiares de los británicos. Las naciones han cambiado y evolucionado, pero los dones básicos de este país han sido prestados a una gran parte del mundo.

Actualmente parece que Gran Bretaña se halla al borde del colapso. Ciertamente, el modo de vida que ha sido perseguido por los británicos va a cambiar. Los sistemas políticos e industriales que controlan este país van a desaparecer, y de esas situaciones surgirá una nueva conciencia británica, una conciencia que posee más valores espirituales que materiales y políticos. En Gran Bretaña se va a encender la luz del renacimento para la Era de Acuario. En ninguna otra parte del mundo de hoy hay tanta actividad en frente espiritual como en Gran Bretaña, y si se mantienen los progresos que se están logrando, las otras naciones del mundo mirarán a ésta en el futuro. En Gran Bretaña se darán las primeras manifestaciones físicas planeadas de vuestros hermanos del espacio exterior. En este país hay muchos hombres de buena voluntad que, aunque no operan públicamente y dejan que se conozcan ampliamente sus creencias y modos de pensar, actúan calladamente como faros y enviando las señales que los atraerán.

Gran Bretaña será la dirigente del mundo, pero no en el sentido que ha tenido para el mundo en el pasado, con la fuerza de las armas, con la conquista de países, sino más bien en el sentido de una dirección espiritual a la que mirarán los otros países buscando una guía, una fuente de conocimiento y sabiduría que ellos no poseen. Se ha escrito que Gran Bretaña y América serán una. Es cierto. Actualmente el hombre no puede concebir la situación por la que se producirá esto, pero va a darse una unión de esos dos países como preparación para la nueva Raza Raíz que se establecerá en la costa oeste de Norteamérica. En los Estados Unidos de hoy hay un gran potencial y poder gracias a la unión de muchas razas dentro de sus límites, pero carece de sabiduría y necesita una guía. Eso es lo que suministrará Gran Bretaña, pues dentro de este país se están preparando ahora los Profesores y Maestros de la Nueva Era.