sábado, 4 de mayo de 2013




Así me siento yo ahora en estos momentos...
Apenas estoy empezando.
Apenas estoy Vislumbrando...

Sin saberlo - sin conocerlo previamente- de forma intuitiva, estoy entrando en el Zen. Y apuesto a que no soy la única, debe de haber cientos de seres humanos experimentando esto mismo Ahora aquí en la Tierra. Porque la Energía que entró a partir del 21-12-12 lo propicia y, nos invita dulcemente como una mano amiga para avanzar hacia ello.

"Hacemos sin Hacer y Todo se Hace".
"Porque cuando Hacemos... NO Somos.
y cuando Somos... No Hacemos"
"Entrar en la Calma para que Algo se mueva".

Este es Motor que mueve el Mundo, Quien lo Encuentra y Saborea ya no lo Abandona.

Pero muy pocos conocen este Secreto y no se atreven a cruzar la Puerta:


Casi todo el mundo se dispersa en Actividades Externas (Viviendo hacia Fuera). Se impone compromisos y obligaciones para no entrar Dentro de sí mismos (Ir hacia Dentro y Conectar con Todo Multi dimensionalmente). Donde está la Fuente Imperecedera de Sabiduría y Paz Permanente.

Cada día nos ponemos un montón de excusas para no entrar dentro y Conectar.

En estos momentos está sucediendo algo muy Hermoso de índole Espiritual y Colectivo: Después de Miles de Años, La Puerta se ha abierto de nuevo...
¿Tendrás el Valor de Cruzarla?
Pero para ello tendrás que morir a ciertas actitudes y hábitos.
¿Estás dispuesto a Transformarte?
Para ello tendrás que cerrar otras Puertas...



(Reflexiones de Maiga)

* * *

"En el ZEN no hay un ideal fijo, específico, ni una meta a la que tengamos que llegar. El momento presente es la meta misma. Es el proceso, el estado. En el ZEN, cada momento está aquí y ahora. Aparte de eso, no hay nada. El momento es la meta, la etapa, el proceso, el absoluto".

(Fujimoto Roshi)