domingo, 13 de octubre de 2013


Ritual de los Indios Cherokee...

De niño a adulto:
 
Cuando un niño Cherokee entra en la adolescencia, su padre lo lleva al bosque con los ojos vendados y lo deja solo. El joven tiene la obligación de quedarse sentado en un tronco durante toda la noche y no puede quitarse la venda hasta que el sol caliente su rostro. El no puede pedir auxilio y, si sobrevive, se convertirá en un hombre y un guerrero. Tampoco podrá comentar la experiencia con los más jóvenes de la tribu ya que cada uno debe entrar en la adultez por sí mismo. 

Durante la experiencia el joven estará naturalmente aterrorizado. Oirá todos los ruidos del bosque y de la noche pero no podrá gritar, ni hablar y mucho menos quitarse la venda. Escuchará el rugido del viento, el crujir de los arboles, serpientes, lobos y hasta algún otro humano que este por ahí, pero tendrá que quedarse en el lugar sin hacer nada ya que esta es la única forma de convertirse en un adulto. Cuando el sol calienta su rostro y el joven se quita la venda descubre con gran sorpresa que su padre está ahí sentado a su lado. Su padre en realidad no se ha ido, en ningún momento lo dejó solo, estuvo con el permanentemente para protegerlo de todo peligro sin que su hijo se diera cuenta.

La Voz Cherokee habla sobre la Confianza
Jakurri.


* * *