jueves, 18 de noviembre de 2010


SUEÑOS

Son ellos sin duda
están ahí, nunca se van.
En mi cielo encapotado
a veces quedan ocultados,
pero como todo
la tormenta pasa
y ellos llegan y te tocan el hombro,
no te lo esperas y miras con asombro.


Han vuelto, siempre vuelven,
pues son la chispa que enciende tu vida
y te sacan de un callejón sin salida.
No tienen nada de material,
ya ves ¿cuesta algo soñar?


En cualquier momento en cualquier lugar,
no los ocultes, no los debes olvidar,
pues son tuyos y de nadie más.


Entierra tus frustraciones y sueña,
que todo pasa y tarde o temprano,
de algún modo, te tienden la mano.


Quisiera respirar sueños en vez de aire,
pues el aire se contamina los sueños no.
Al respirar aire lleno mis pulmones,
al respirar sueños lleno mi corazón.


No me invites a cenar o pasear,
tan solo invítame a soñar.


(Poesía de mi hermano: Pedro Serafín)