martes, 28 de diciembre de 2010


MISIÓN DE LA AMISTAD

Cada persona que está en nuestra vida, es un regalo y protección divinas. Y cada uno de nosotros, lo somos a su vez en la de los demás.

La razón de ser de la amistad y la hermandad, reside en recordarnos todo el tiempo nuestra verdadera ESENCIA y POTENCIAL. Nuestra canción personal o melodía especialmente única.

Los amigos nos recuerdan quiénes somos de verdad, cuando la vida con sus avatares y preocupaciones logra distraernos de nuestra propia Fuente Divina... (lo mejor de nosotros mismos).

Los amigos tienen la capacidad de ver el brillo de tu alma... Mucho mejor que tú mismo.

Entónces... Podríamos decir que, los amigos son un regalo divino, son como ángeles providenciales en nuestro camino, que nos ayudan a remontar el vuelo, cuando nuestras alas están mojadas. Cuando perdemos la Esperanza y la Fé en nosotros mismos y nos fallan las fuerzas.

(Por Maiga)