domingo, 4 de octubre de 2015

DIFERENCIAS ENTRE ALMAS GEMELAS Y ALMAS COMPAÑERAS...




DIFERENCIAS ENTRE ALMAS GEMELAS 
Y ALMAS COMPAÑERAS...

Uno de los temas más populares y asimilados por las personas en el ámbito de la nueva era es de las almas gemelas, consideradas errónea e idealmente como aquellas almas destinadas a estar juntas y ser felices en este planeta como pareja.

Bajo esta creencia muchos -principalmente quienes están solos o se les ha hecho difícil encontrar y armonizar vínculos de pareja- se dedican a buscar y practicar hechizos, sortilegios y rituales que atraigan a esa anhelada alma gemela.

Sin embargo, el manejo simplista del término ha provocado mayor confusión. Realmente, el alma gemela, vista como la relación física donde dos almas se unen en un vínculo de pareja para convivir juntos, amarse, procrear hijos y ser felices, no existe.

Lo que sí existe es una familia de almas, derivada de un núcleo o chispa divina que se divide en  varias almas relacionadas entre sí en el proceso de involución o descenso al plano físico y tiene como objetivo el aprendizaje y crecimiento de ambas almas, lo cual puede darse desde el punto de vista kármico o dhármico. 

El vínculo kármico entre las almas gemelas genera sufrimiento, pues el crecimiento se da a través de experiencias dolorosas; mientras el vínculo dhármico -aunque pareciera no generar sufrimiento y puede ser fuente de disfrute- solo permite acumular experiencias para el crecimiento de la personalidad inferior (entiéndase cuerpo mental, emocional y físico), puede derivar en relaciones de apego y con ello no tiene gran incidencia en cuerpos espirituales sino en los cuerpos inferiores.

Una tercera alternativa concibe un un nuevo vínculo: compañeros de alma, mediante el cual las almas se relacionan como compañeros de viaje cósmico, almas gemelas estelares o almas gemelas en la luz.
La siguiente canalización de Celia Fenn aclara un poco en qué consiste este vínculo:

"La palabra “Soulmates”, que en este texto canalizado del Arcángel Miguel he traducido como “Compañeros del Alma”, se traduce habitualmente como “almas gemelas”, término que no he empleado en esta ocasión, para evitar la confusión con el de “llamas gemelas”, al que también se hace referencia específicamente en el texto...

Queridos, uno de los mayores dones de la 5ª Dimensión, serán las felices y amorosas relaciones que crearán... y de las que disfrutarán como seres despiertos... Cuando despierten a su poder y abran sus corazones, crearán las relaciones más maravillosas y amorosas entre compañeros del alma... No se conformarán con menos que con una unión entre compañeros de alma...

Muchos de ustedes preguntan “¿Quién es mi compañero del alma?”... especialmente aquellos de ustedes que todavía siguen solos. Y son muchos los que están solos, o deseando abandonar relaciones que ya no les funcionan... Esta incomodidad se debe, a que se les ha pedido que dejen las relaciones de 3ª Dimensión... y entren de lleno en las uniones de 4ª y 5ª Dimensión... Aquellos de ustedes que ya tienen relación amorosa, pueden decidir “trabajarla” conscientemente para elevarla a la 5ª Dimensión...
Les decimos, que su compañero del alma no es ninguna persona en particular... A menudo son varias las personas que podrían ofrecerles patrones álmicos compatibles... En este tiempo de transformación y “ascensos”, se les ofrecerá más de una oportunidad (alterna o simultáneamente) de constituir un vínculo entre compañeros del alma...

La clave es la compatibilidad entre las almas... Se trata de una compatibilidad energética en las Dimensiones Superiores... Las personas que formen vínculos entre compañeros del alma, tendrán almas cuyas armónicas lumínicas y sonoras encajen de un modo lo suficientemente cercano, como para que se produzca el potencial necesario para que ambas almas se fundan completamente y formen una Unión de Llamas Gemelas en algún nivel de sus vidas...
Esta compatibilidad armónica, se siente como una profunda armonía y atracción magnética. Cuando encuentren un compañero que sea potencialmente un alma gemela, lo sabrán... Su alma lo sabrá, y ese conocimiento del alma y del Ser Superior les será transmitido inmediatamente...

En el estado despierto de la 5ª Dimensión, las experiencias de su alma y sus elecciones, serán percibidas por ustedes como si fuesen sus propias elecciones y experiencias... dado que todo esto de su transformación en la 5ª Dimensión, consiste en que ustedes alineen sus aspectos físicos (materia-cuerpo) con sus aspectos superiores...
Pero lo que quisiéramos decirles, es que por algo su alma elige a un compañero, y esa razón es el servicio al bien superior... Las uniones entre compañeros de alma no vienen definidas por el ego... No giran en torno a la felicidad personal del ego... van más allá de eso, relacionándose con el modo en el que la energía de dos almas puede ser combinada para servir a un bien superior... Y en ese aspecto del servicio, se encuentra la felicidad y la alegría que aporta la unión de dos en el plano material, y que constituye los cimientos de la felicidad en el mundo físico...

En el pasado podía formarse una unión entre compañeros de alma, para intensificar el trabajo interno... No todas las uniones entre compañeros de alma fueron felices, porque el trabajo de ambas almas podía implicar la limpieza de patrones profundamente disfuncionales comunes a las dos... Pero ese proceso ha sido completado y ha finalizado... A partir de este punto, las uniones entre compañeros consisten en crear alegría y felicidad mediante el servicio... Las uniones en la Nueva Tierra, se basarán en servir al planeta a partir de un estado de alegre armonía, en el que los dos se hagan uno en su compromiso con su trabajo como seres de luz en el planeta... Esto no significa trabajar físicamente juntos, sino más bien que las almas y las energías de cada uno, sostendrán al otro a un nivel superior para el bien común..."

Agradece a Dios por el servicio humano que hace de canal para difundir este conocimiento. Respeta la fuente y menciona a  la autora: Glenda González  y a 
argosenlared.com ante todo aquel con quien compartas estos contenidos

* * *
Fuente:

Glenda González